Historia de Cuba

Kennedy fue asesinado por cinco cubanos anticastristas

El investigador alimentó la sospecha de una conspiración al advertir que la CIA escondía pruebas y trataba de desacreditarle.

El informe del fiscal Garrison reveló que Oswald no disparó.

Tres años y medio después del magnicidio, el informe del fiscal Jim Garrison reveló que John Fitzgerald Kennedy fue asesinado por cinco cubanos anticastristas, descontentos por la política seguida por el presidente en el asunto de la invasión frustrada de la isla en bahía Cochinos, y que Lee Harvey Oswald, que siempre figuró como más directo culpable, no disparó.

Lo contó LAS PROVINCIAS el 23 de mayo de 1967. Siempre se sospechó de la existencia de un complot que apuntaba en varias direcciones: mafia, cubanos, prosoviéticos y disconformes varios con los postulados y las decisiones de Kennedy. Y se sigue sin esclarecer de forma totalmente convincente lo que sucedió en Dallas, aquella mañana del 23 de noviembre de 1963, a pesar de que la versión oficial siempre apuntó en dirección a Oswald.

El fiscal Garrison se ocupó de avivar las sospechas de un complot; idea que sigue muy vigente hoy en día. En un programa televisivo afirmó que Oswald no disparó contra el presidente, que ni siquiera llegó a empuñar un arma de fuego aquel fatídico día y que fueron cinco cubanos anticastristas los autores del asesinato.

Afirmó que investigadores de su oficina habían podido reunir pruebas suficientes que demostraban lo ocurrido, pero aquellas supuestas pruebas estaban siendo retenidas por la CIA, a la que acusó directamente de ser más poderosa en Estados Unidos que la Gestapo alemana en el régimen nazi de Hitler.

Garrison, que era fiscal de Nueva Orleans, denunció que la CIA estaba extendiendo una maniobra para desacreditarle e impedir que siguiera investigando, así como que había llegado a pagar abogados para que defendieran a algunos de los cubanos implicados.

Al mismo tiempo, Alan Adelson, abogado de la familia Ruby (el asesino de Oswald), declaraba en Detroit que Garrison le había indicado que Oswald, el propio Ruby y Clay Shaw, que era un testigo de cargo por haberse desenvuelto en el entorno del asesinato, trabajaban para la CIA.

Sin embargo, el abogado Adelson negó después que fuera cierto que las tres personas fueran agentes de la CIA y también que Jack Ruby conociera de antes a Oswald. Aseguró haber investigado a fondo lo que denunciaba Garrison como para asegurar que era falso.

Otro punto que sacó a relucir Adelson para negar la hipótesis de Garrison fue bien llamativa. Consistía en suponer que la ciudad de Dallas estaba gastando fuertes sumas de dinero para tratar de lavar la mala imagen pública tras haberse cometido allí el magnicidio, y en su planteamiento incluía las actuaciones del fiscal Garrison, como medio de aliviar la tensión sobre la ciudad tejana.

Para terminar de complicar el enredo, en Nashville (Tennessee), fue tiroteado en aquellas fechas el coche en el que se encontraba Gordon Novel, reclamado por Garrison como testigo para declarar en la investigación sobre el asesinato del presidente.

Novel era antiguo empleado de un club nocturno de Nueva Orleans y trabajaba para la emisora WKDA, cuyo director , Gary Edwards, le había requerido que acudiera a colaborar. Pero después del tiroteo, Novel y Edwards salieron para Ohio, donde impugnaron la solicitud de extradición de Novel. Y así siguió viva la idea de una enmarañada conspiración.

Fuente: Las Provincias

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar