Historia de Cuba

Operación Northwoods

En 1962, el Ejército de los Estados Unidos de América decidió que había que ganarse el apoyo pleno y absoluto de la población para invadir Cuba. El plan requería varias operaciones encubiertas que incluían actos de terrorismo de Estado en territorio estadounidense y cubano. La idea fue propuesta por altos cargos del Ministerio de Defensa estadounidense, entre ellos el Presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, Lyman Louis Lemnitzer. El Presidente de Estados Unidos en aquella fecha era John F. Kennedy, quien rechazó la propuesta de su alto mando militar.

El proyecto se presentó bajo el título Justification for US Military Intervention in Cuba (“Justificación para la intervención militar estadounidense en Cuba”). Este documento, previamente clasificado como alto secreto, fue hecho público el 18 de noviembre de 1997. Desde el año 2001, es accesible a través de internet.

Los autores pensaron que conseguirían fácil apoyo público e internacional para la intervención en Cuba mediante la simulación de ataques que aparentaran tener origen cubano, con pérdida de vidas humanas en algunos de los casos. Era fundamental para el plan el uso de “cubanos amistosos”, es decir, exiliados que pretendían derrocar a Fidel Castro.

Las sugerencias incluían:

  • Lanzar rumores sobre Cuba empleando radios clandestinas.
  • Iniciar ataques simulados, sabotajes y disturbios en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo y culpar a las fuerzas cubanas.
  • Bombardear y hundir un navío americano en la base de Guantánamo, similar al incidente con el USS Maine en La Habana en 1898 que provocó la guerra con España, o destruir aeronaves americanas y culpar a Cuba (la primera sugerencia del documento respecto al hundimiento de un navío era destruir un barco tripulado y por tanto resultaría en la muerte de miembros de la Marina, y existía una segunda en la que se emplearían barcos no tripulados y se simularían los entierros).
  • El acoso de vuelos civiles, ataques a transportes de tierra y destrucción de aviones falsos americanos por aeronaves de tipo MIG serían útiles como acciones complementarias.
  • Destruir un aparato no tripulado, haciéndolo pasar por avión comercial lleno supuestamente de “estudiantes universitarios en viaje de vacaciones”. Esta propuesta fue una de las apoyadas por la Junta de Jefes del Estado Mayor.
  • Orquestar una “campaña de terrorismo”, que incluía el hundimiento “real o simulado” de refugiados cubanos.
  • “Podríamos desarrollar una campaña terrorista de la Cuba Comunista en el área de Miami, en otras ciudades de Florida e incluso en Washington. La campaña iría dirigida contra refugiados cubanos en busca de asilo en Estados Unidos. Podríamos hundir una barcaza de cubanos en ruta a Florida (real o simulada). Podríamos fomentar atentados contra refugiados cubanos incluso hasta el extremo de herirlos en ocasiones que fueran a ser ampliamente publicitadas.” Arrasar cosechas arrojando dispositivos incendiarios en Haití, República Dominicana u otros lugares.

James Bamford resumía la Operación Northwoods en su libro Body of Secrets del siguiente modo:

“La Operación Northwoods, que tenía el visto bueno por escrito del Presidente (Lyman Lemnitzer, Presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor) y cada uno de los miembros de la Junta de Jefes del Estado Mayor, requería tirotear a gente inocente en calles americanas; que fueran hundidos en alta mar barcos que transportaban refugiados cubanos; una violenta ola de terrorismo lanzada sobre Washington DC, Miami y otros lugares. Se incriminaría a personas por ataques con bombas que no habrían cometido; se secuestrarían aviones. Empleando pruebas falsas, todo ello se atribuiría a Castro, dando de este modo a Lemnitzer y su cuadrilla la excusa y también el apoyo público e internacional que necesitaban para declarar la guerra.” (Fuente: wikipedia)

El informe sugería provocar un incidente cerca de La Habana o de Santiago volando un barco propio. De esta manera, cuando los aviones y barcos cubanos se acercaran para investigar el suceso, se les culparía del ataque. Luego, las fuerzas estadounidenses acudirían al rescate de los supervivientes y harían pública una lista de falsos fallecidos que debería causar la indignación de la comunidad internacional:

Informe Northwoods, página 8.

En otro punto, se sugiere atentar contra refugiados cubanos, incluyendo la posibilidad de heridos, para demostrar la irresponsabilidad de Cuba en sus actuaciones represivas:

Informe Northwood, página 9.

Para asustar a la población civil, nada mejor que imitar aviones de guerra cubanos invadiendo el espacio aéreo norteamericano y amenazando la seguridad de los vuelos comerciales:

Informe Northwoods, página 9.

Y para despejar cualquier duda de lo malos que podían ser los enemigos de los Estados Unidos, nada mejor que derribar un vuelo charter con destino a Centroamérica cargado de estudiantes:

Informe Northwoods, página 10.

Eso sí, en principio el avión sería sustituido en pleno vuelo por otro “anzuelo”. Me pregunto qué habrían hecho luego con tanto testigo suelto…

En fin, puestos a preguntar, también me pregunto qué habría pasado si en septiembre de 2001 hubiera existido un presidente con la categoría moral de John Fitzgerald Kennedy… Cosas de conspiranoicos.

Detalle de la panza del primer avión estrellado contra las Torres Gemelas y comparación con un Boeing 767, supuestamente el modelo de los aviones del atentado.

Detalle de un avión de la USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos)

Feliz día, y que Papá Estado os proteja.

Fuente: Erraticario

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar