Historia de Cuba

El encuentro fallido con un líder

Temprano en la mañana de aquel día de junio de 1991 estábamos dispuestos a encontrarnos con el líder del Movimiento 30 de Noviembre “Frank País”. Días antes en la casa de Gómez hablamos de la conveniencia de militar en un grupo de oposición y él recomendó que habláramos con el líder de este movimiento que era, a su juicio, el grupo opositor más activo en aquel momento.

Debía de creer en lo que me decía Gómez, cuando participó en el movimiento de derechos humanos en Cuba  llegó a conocer a la mayoría de los grupos de oposición y a muchos de los lideres en aquellos aventurados años de los  80’s.

El tenía la dirección y el contacto. Aquella mañana tomamos el Ómnibus y llegamos al frente de la entrada principal de La Benéfica, conocido hospital en La Habana. Cruzamos la calle hasta llegar al portal de una bodega que hacia esquina. Localizamos la casa y observamos con cuidado cualquier movimiento sospechoso; eran las horas mañaneras de un domingo y no es usual el movimiento en alguna barriada de La Habana. Llegamos a la casa, tocamos la puerta y apareció el rostro de una mujer en la ventana pequeña de la puerta, preguntamos y nos dijo que no estaba para agregar que allí no vivía Rafael Ibarra Roque, con quien hablaríamos para  comenzar nuestras actividades conspirativas contra el régimen.

La mujer nos dijo que regresáramos en unos minutos, razón teníamos para insistir. Regresamos al portal de la bodega y desde allí podíamos ver a lo largo de toda la calle y la entrada a la vivienda. Conversamos de la conveniencia de desarrollar actividades  clandestinas contra el régimen y la validez de la opción no violenta. Recordamos las argumentaciones del régimen que decía tener el poder porque en su momento  optaron por la acción armada y que para dejar el poder sus opositores debían hacer lo mismo. La dictadura castro comunista es la única que valida la opción armada de sus oponentes., “el poder no los tienen que quitar a tiros” es su argumento.

Dos personas en una moto con sidecar van y vienen por la calle donde estaba la casa y en la que supuestamente encontraríamos a Ibarra Roque; aquella calle corta desembocaba en la avenida principal que da al frete del Hospital La Benéfica. Los motoristas parquearon frente a la casa en la acera contraria. ¡Vámonos! Le dije a Gómez…, “esto esta infestao”. Nos regresamos por caminos diferentes. Aquella mañana perdimos la oportunidad de encontrarnos con Ibarra Roque y comenzar nuestras lances en la oposición. Días después decidimos contactar con la organización, Criterio alternativo. En ocasiones dudé de que estábamos en el lugar indicado y buscando a la persona indicada. No podía excluir la  posibilidad de que todo aquello fuera parte de la trama de traición  que se haría evidente  mas tarde.

Hace unos días apareció la noticia de la posible liberación de Rafael Ibarra Roque, finalmente fue excarcelado el 9 de febrero del 2012; había cumplido casi 18 años en las cárceles de la dictadura. Dos años después de nuestro malogrado intento por contactar a Rafael Ibarra Roque, quien en efecto era por aquel tiempo el fundador del Movimiento 30 de noviembre “Frank País”, el 24 de junio de 1994 fue detenido y un año después llevado a juicio en una causa fabricada de sabotaje. Se  le acusó de usar una carga de dinamita que hizo explosión en una dependencia del Departamento de la Seguridad del Estado. Se asegura que esto no se pudo probar en el juicio. Fue condenado en la causa # 485 del 1994 y condenado a 20 años de privación de la libertad. Cumplió 18 años de encarcelamiento injusto, malos tratos y condiciones inhumanas dentro de un régimen carcelario de terror. Salió de la cárcel hace apenas unos días.

El 21 de octubre del 2010 Ibarra Roque recibió una llamada del Cardenal Jaime Ortega y Alamino para que aceptase, como ocurrió con otros presos de conciencia, la condición de desterrado a España. No aceptó, razón por la cual un oficial de la Seguridad del Estado le aseguró que cumpliría la condena si no accedía a salir al destierro. Se negó a salir al destierro para continuar luchando por la libertad dentro de la isla.

Al salir de prisión declaró que se sentía, “animado como el primer día”…., Cuba algún día llegara a ser libre…., la lucha es una y hay que continuar”, agregó.

Definitivamente aquella mañana perdí la oportunidad de conocer a un líder, porque de eso se trata; de alguien que después de sufrir 18 años de cárcel es capaz de pensar en la libertad de su Patria como el primer día.

Usted puede oír en la voz de Rafael Ibarra Roque sus impresiones recién liberado haciendo CLIC AQUI

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar