El tabaco cubano

Aunque no corren los mejores tiempos para el tabaco (no es la primera vez en su larga historia) Siempre tendrá sus adeptos.  Es mucha la tradición de fumar puros habanos, sobre todo en España.

Desde su descubrimiento por los expedicionarios  que envió Cristóbal Colon cuando pisó las tierras de cuba y a estos les presentaron unas hojas secas como uno de sus más preciados bienes, eran el dorado que Colón tenía como encargo en esas tierras por la reina Isabel de Castilla, pero nadie  se imaginaba que lo era, no lo supieron ver.

La provincia de Pinar del Río en Cuba fue la elegida tras muchas pruebas por los españoles,  que vieron en su día que como allí ningún otro sitio se daría esa planta, las tierras fértiles donde las mareas vegetales de la solanácea en época de siembra preñan  esa provincia de infinitos mantos verdes .  Así me lo contó en una de mis charlas y degustando un buen habano al aroma de un café Don Alejandro Robaina, el mejor veguero de  tabaco de Cuba.

Desde su descubrimiento hasta nuestros días el tabaco habano  es algo que denota buen gusto, da distinción y en su fuma empleamos  nuestros sentidos, la vista, el tacto, el gusto, incluso el oído.

Los marinos fueron los “encargados “de introducirlos en Europa y hasta nuestros días llega cargado tras su artesana labor de ese misterio agradable que cada habano nos reserva cuando nos lo llevamos a la boca.

Terminaré está introducción sobre esta sección sobre el tabaco habano  con las palabras que le dijo un plantador brasileño a Davidoff- “Muchacho, tu amas el tabaco. Vete a Cuba, a las tierras rojas. Descubrirás el puro y ya no existirá nada más para ti.”

Septiembre de 2011 - Toni  Miralles


El coleccionista

Con que alegría marcho cuando voy a la Isla de Cuba. Siempre traigo algo relacionado con mi afición a los puros habanos. Y cualquier cosa que se relacione con ese amplio mundo.

Imagino lo que sería hace unos años encontrar por La Habana cosas, artículos de tabaco, libros, cajas de tabaco antiguas, vitolas, (anillas) así como cualquier cosa relacionada con el placer de fumar.

Todavía se encuentran cosas... Yo tengo por costumbre en la capital, visitar a los libreros de la Plaza de Armas y casi siempre compro algo, ya me conocen, y casi siempre me proponen algo relacionado con mi Hobbie.

0
0
0
s2sdefault

Como me inicié con los habanos

En estos tiempos que corren con la prohibición de fumar prácticamente hasta en tu casa, es cuando a mí me da por recordar como me dio a mí por fumar. Creo que fue como a todo muchacho en edad de aparentar lo que no se es todavía, un hombre.

Yo no le encontraba gran cosa al fumar, aspiraba y si me tragaba algo de humo empezaba a toser, más bien era con los demás muchachos, como para dárnoslas de machos he impresionar a las chicas. Recuerdo que en las películas sobre todo Norte americanas era raro no ver a los actores con el pitillo en la boca.

0
0
0
s2sdefault

Todos los caminos conducen al habano

Quizás el ejemplo más elocuente de la demanda de los puros cubanos en el mundo es el hecho de que el servicio de aduanas de Estados Unidos confiscó sólo el pasado año 1,1 millones de dólares en este tipo de producto, todo un récord si se tiene en cuenta que dos años atrás la cifra sólo rondaba los 140.000 dólares.Todo parece indicar que el humo de los habanos, como una venganza, es capaz de burlar el férreo bloqueo que impide su venta en ese país, desde hace más de 30 años.

Pero si se diera el milagro de que el presidente Clinton, quizás en un acto de suicidio político, levantara, al menos, las restricciones comerciales, los cubanos no tendrían la suficiente cantidad de habanos que demandaría de inmediato ese gigantesco y reprimido mercado de fumadores.

0
0
0
s2sdefault

Trabajadores tabacaleros

Una labor que tiene mucho de magisterio y de arte

Partagás es un hervidero esta mañana, recuérdese la fama de Cuba de ser la productora del mejor tabaco del mundo; y esta es de las fábricas insignias de uno de los principales rubros de exportación del país. A la entrada se agolpan medio centenar de visitantes extranjeros que han venido a husmear en las interioridades del torcido del puro. La mayoría aprovecha para cargar, de paso (y de la mata), con sus cajas de habanos.

Adentro es peor el ajetreo. El interior de una factoría de tabacos es un lugar de bullicios y aromas; de constante movimiento e interminable faena. Al parecer, el incansable abejero no termina nunca, pero se equivoca uno. Todo toma una agradable pausa, espesa y dulzona como el humo que sale de la boca de muchos operarios fumadores, cuando llega el turno del lector de tabaquería. Él es, sin dudas, la figura central.

0
0
0
s2sdefault

Ojo con los habanos falsos

Mis conocimientos al respecto son que esos puros que nos suelen decir que a través de un familiar, amigo etc. Han llegado de la isla de Cuba y que los han conseguido directamente de gente que los consigue de la mismísima casa Cohíba, etc. etc. Desconfiemos, pues los que nos los ofrecen en las calles habaneras y son tantos, que estaríamos hablando de que toda esa gente tuviera un familiar como fuente proveedora del tabaco…archisabido es la inventiva del cubano. (Necesidad obliga)

¿A quien caminando por La Habana con pinta de extranjero no lo han abordado con la sutil oferta de…¡ SEÑOL! COHIBAS, PARTAGÁS, MONTECRISTO, auténticos y a buen precio.

Estos avispados vendedores como no podría ser de otra manera eligen imitar los puros más caros y emblemáticos del mercado cubano.

0
0
0
s2sdefault

En busca del puro habano

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba abre las posibilidades de un comercio internacional entre estas dos naciones. Sin embargo, la realidad no necesariamente coincide con el idealismo.

Los fumadores de puros serios utilizan entusiasmados el lenguaje de los aficionados al vino, al referirse al sabor de un cigarro como especiado o cremoso con toques de miel, cacao y canela.

0
0
0
s2sdefault

La historia del tabaco

El tabaco es una planta originaria de América del Sur, y aunque no es posible precisar con total exactitud el momento en que llegó a la mayor de las Antillas, sí puede afirmarse que esto ocurrió entre dos mil o tres mil años antes de Nuestra Era.

Para los aborígenes constituía una medicina milagrosa, el elemento imprescindible de las ceremonias religiosas, políticas y sociales, formaba parte de su agricultura, en fin, era su compañero inseparable.

0
0
0
s2sdefault

El maestro torcedor de tabaco

El torcido del tabaco se realiza en la galera, donde los torcedores, clasificados según su destreza, crean las distintas vitolas y marcas de puros.

Se dice que la carrera de un maestro torcedor comienza con no menos de dos años de aprendiz. Los que superan esa categoría, deberán trabajar como mínimo seis años más para dominar el oficio. A partir de ahí, los criterios de ascenso son muy rigurosos y pueden tardarse 20 años en alcanzar la categoría de maestro torcedor.

Para elaborar los habanos, el torcedor utiliza un tablero, una cuchilla (llamada chaveta), una guillotina, un pote de goma vegetal, una prensa y moldes.

0
0
0
s2sdefault

Picadores

Juan era un fumador empedernido. La adicción lo arrastraba a comprar dos cajetillas diarias, de las que sólo podía fumar dos tercios de los cigarrillos. La otra parte se la fumaban sus compañeros de trabajo, los conocidos por “picadores”.

-Préstame uno que cuando compre te lo devuelvo

Es una frase clásica que identifica “el arte de picar”. Calcula Juan que 10 cigarrillos diarios que le “picaban” sumaban 3 mil 650 anuales; período en el que convertía unos siete mil pesos en humo y colilla.

0
0
0
s2sdefault

Cultivo y fabricación de los puros habanos

La siembra o trasplante desde los semilleros, se hace en la segunda quincena de octubre y hay que abonarla a los diez días de colocada la postura en el surco; luego se realizan las labores de guataqueo, y se echan nuevos insecticidas, para después proceder al desbotonado, delicada operación que consiste en separar de la planta la yema terminal con el objetivo de disminuir el crecimiento del tallo y evitar la floración y fructificación de la planta a fin de que la savia y sustancias aromáticas afluyan hacía las hojas estimulando su crecimiento y mejorando la calidad, ya que ellas representan el único propósito del cultivo del tabaco. La operación de desbotonado es probablemente la más difícil en el cultivo de esta planta, dependiendo de múltiples factores que hay que tener en cuenta y se requieren para realizarlas obreros muy especializados, porque se pone en sus manos el éxito de la cosecha y cualquier error que se cometa no puede ser subsanado.

0
0
0
s2sdefault

La diplomacia del puro

Tras 53 años de prohibición, los cigarros habanos, un icono con historia del bloqueo comercial, ya se pueden importar de forma limitada desde EEUU.

Una de las leyes del deseo es querer lo que no se puede tener. El aura de lo prohibido lleva 53 años elevando en Estados Unidos los puros cubanos hasta la categoría de mito, y está por ver si no se desvanece como una bocanada de humo.

Vetados desde 1962 (cuando John Kennedy se aseguró de hacerse con 1.200 antes de firmar el embargo), a los habanos les ha salido competencia en EEUU de puros de calidad de República Dominicana, Honduras o Nicaragua.

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5