El tabaco cubano

Como me inicié con los habanos

En estos tiempos que corren con la prohibición de fumar prácticamente hasta en tu casa, es cuando a mí me da por recordar como me dio a mí por fumar. Creo que fue como a todo muchacho en edad de aparentar lo que no se es todavía, un hombre.

Yo no le encontraba gran cosa al fumar, aspiraba y si me tragaba algo de humo empezaba a toser, más bien era con los demás muchachos, como para dárnoslas de machos he impresionar a las chicas. Recuerdo que en las películas sobre todo Norte americanas era raro no ver a los actores con el pitillo en la boca.

Hoy no podría si no existieran los puros fumar ni un solo cigarrillo, es más me molestan, lo he comprobado en estancias cerradas, me pican los ojos y se me ponen rojos

Cuando probé por primera vez un puro fue al final de una temporada de verano. En un hotel llamado Las Dunas en la ciudad playera de Guardamar (Alicante) para celebrar los empleados la comida de despedida entre compañeros, asistiendo el jefe, contaba 17 años y a la comida le siguieron los postres, café copa y puro.

La copa fue de Brandy Soberano y el puro un farias. No recuerdo si fueron una o más copas de coñá, pero en unión del puro farias hicieron que me empezara a sentir mareado.

Entré haciendo verdaderos zig zags a la cocina del hotel y me tendí en la mesa de la cocina, amplia mesa, era la destinada al pase de los platos y fuentes para el comedor.

La algarabía de mis compañeros continuaba en el comedor, creo que no se enteraron de mi estado, o al menos yo no me acuerdo.

Como me sentiría tendido panza arriba que “todo el hotel comenzó a dar vueltas” todo giraba sobre mí, no recuerdo el tiempo que permanecí encima de la mesa y con tremendo mareo, por primera vez en mi vida.

Ese fue mi debut con los puros.

Ahora me fumo tres o cuatro al día, es lo único que fumo, los cigarrillos me molestan... Si no tengo puros habanos no fumo nada. Después de ingerir alimentos tengo deseos de fumar. Ahora me considero “fumador de consolidadas y amplias vías respiratorias” Esta frase es de uno de los que más ha hecho por el tabaco habano, o al menos a mí así me lo parece. Zino Davidoff. Él escribió el libro El buen fumador de habanos. Este libro es como una Biblia del tabaco. Entiendo que todo fumador lo debería de leer.

Y lo de fumador consolidado en puros se debe a que con 24 años probé los Montecristos del numero 4 que antes se hacían, digo se hacían porque ahora vienen con menos largor y menos tabaco. ( hablo de hace 30 años)

Cuándo los probé, fue instantáneo, me dije... ¡ Qué sabor! Que sabrosos los encontré. Hoy tengo otras preferencias en lo concerniente a tabacos habanos. Conozco infinidad de fumadores que se han pasado del cigarrillo al puro, pero del puro al cigarrillo ni uno.

Recuerdo por aquellas fechas de mi inicio con lo habanos que a veces había escasez de puros habanos, había que correr todos lo estancos de mi ciudad en busca de estos puros comprando lo que encontraba no me importaba el tamaño, el caso es que fueran habanos.

Sé de un amigo que se enteró que en la provincia de Albacete había saca de habanos y en los estancos entraron los famosos Chorchill de Romeo y Julieta; Y mandar a un empleado con una furgoneta a comprar todos los que encontrase.

Entre fumadores se corría la voz, cuando volvían a dar en tabacalera española habanos. ¡ En la próxima saca van a dar habanos! De nuevo reinaba la calma entre fumadores de habanos. Digo bien reinaba la calma, porque yo tras el almuerzo en más de una ocasión, estando en un restaurante y no disponer de habanos me he levantado de la mesa a buscarlos a otro sitio, como si me faltara algo.

Eso hoy no me pasa, procuro tener mis reservas de habanos por si acaso.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar