Deportes

La pelota castrista no necesita cambios

De cierta forma, dejar de culpar a un umpire por un out intrascendente porque nada decidió, a la Enmienda Platt, incluso a la CIA o al embargo cuando perdían un juego, son cambios en la forma de enfocar el actual y definitivo desastre, anunciado desde 1961, en el beisbol de Fidel Castro.

A la manera como tituló René Molina su libro biográfico sobre Wilfredo Gómez, "De la Gloria al Infierno", pudiera resumirse el tránsito de estados emocionales por los que han pasado el fanático y "su pelota" en 49 campañas de profesionalismo de estado y de decadencia forzada con intención política.

Ya nadie escucha consignas alegóricas a aquella pelota como "la mejor del mundo" y, aunque se mantiene con bajo perfil, la peor de todas: "el triunfo de la pelota libre sobre la pelota esclava".

La sustitución de la frase triunfalista por la queja al vacío de los seguidores y promotores de semejante fraude, también es un cambio que llegó sólo, resultado inevitable de lo que ha hecho la tiranía contra el beisbol; pero esa hecatombe es el reflejo de la implosión de un régimen que ya no aguanta más, por lo que sus símbolos forzados de una época tan decadente como la de hoy a pesar de sus defensores, no pueden mantenerse en el sitial impropio que le fabricaron con propósitos desleales y de bajas pasiones.

El fanático castrista, aun después que emigra, no alcanza ni a reconocerse a sí mismo en la grandiosidad de lo que fue la joya del deporte profesional en Cuba, tampoco le interesa: repite y reclama que la Isla tiene un nombre insuperable e incomparable en el juego, pero no puede explicarse la razón más allá de los "éxitos de Fidel y la Revolución", con base en victorias como la de Curro Pérez en Dominicana, sin oposición decente y porque un catcher colegial americano de 18 años, no pudo retener un tercer strike tirándole por la parte "yanqui".

La creencia en victorias tan falsas y peligrosas como que en Cuba la medicina y la educación sean gratis, aunque solo comprensible por quien viva huérfano de la merced dada únicamente al espadón o al comprometido con semejante "castigo divino", han colocado al ayer poderoso beisbol nacional cubano en fase de hazmerreír internacional.

Ya la "robolución" hizo sus cambios, convirtió al próspero y esperanzado pueblo cubano en un grupo social mendicante, amargado, frustrado y sin perspectivas futuras, que solo ve sus posibilidades proa al norte a cualquier precio y que, en el caso de sus atletas, trae como consecuencias que el experimento monstruoso de muerte y destrucción los catalogue como traidores y los declare personas no gratas para visitar su patria nunca.

El cambio en el beisbol comenzó el día que cayeron definitivamente las cortinas del premio profesional de invierno; cuando se apropiaron hasta del aire que se respira en Cuba y cuando señalaron, por intereses ajenos a la idiosincrasia del pueblo cubano, a Estados Unidos como el causante de los males facturados en las oficinas del partido comunista soviético y castrista.

Con el apoyo de la población que fue engañada, en algunos casos, y ni eso en otros, se produjo la destrucción del beisbol y del país, para lo que necesitaron "ver para creer" que, como siempre sucede, no ayuda mucho en la "reconstrucción" cuando transcurre tanto tiempo.

Hasta que no se arranque de raíz la mala semilla que comenzaron a cultivar desde el 26 de julio de 1953, no habrá la mínima posibilidad de cambios reales para el beisbol cubano que, a pesar de lo que se haga, jamás regresaría al nivel de grandeza previo al castrismo.

Si la renuencia a virar al revés la mentalidad fuera tanta como para erigirse en valladar desfavorable a la reconstrucción a la manera como debe ser, se pueden despedir de Cuba y del beisbol por siempre jamás, aunque con este va bien adelantada la "obra" de desaparecerlo.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar