Deportes

Mala memoria y poco tino: Ebro a la carga

A Rey Anglada lo insertaron parcialmente en el beisbol castrista en 1986, cuando le permitieron trabajar como instructor de niños en un área del Cerro.

Para consumar la noticia, la revista Opina le dedicó 3 páginas con fotografías en las que algunos padres comentaban sobre lo felices y complacidos que estaban, porque el ex jugador entrenara a sus hijos.

Nada del lance que lo complicó por arreglos de juegos ni de la suerte de otros del grupo que salieron “limpios” por la puerta que lo hizo el ex segunda base, como José Ramón Cabrera o Jorge Beltrán.

Lo que se comentó fue que “no les pudieron probar el delito”, pero estuvieron casi tres años presos y la tiranía no dio a conocer nunca oficialmente que su tremendo equipo de rastreo se hubiera equivocado, porque esta gente fue investigada por el DTI pero supervisada por el G-2, “por si las moscas y la CIA hubiera estado detrás” con el objetivo de destruir y deslucir las poderosas y flamantes series nacionales…

Para hacer más raro el ambiente, Jorge Ebro, que continúa con su asignación de presentar en sociedad a unos jugadores tan buenos como la Madre Teresa, justifica la “bola cotrarrevolucionaria” de la participación de Anglada en “el gato de 1981-82” con un detalle contradictorio: “al hombre le aplicaron los estatutos políticos, porque no quiso denunciar la salida de Bárbaro Garbey…

El ex outfielder del Detroit fue separado del beisbol castrista junto a otros peloteros, como Gustavo Moré o Julián Villar, por el arreglo de juegos en 1977-78, pero no estuvieron sancionados ni se declaró que fueran borrados de los libros de records, sencillamente, sus nombres desaparecieron del ojo público como si no hubieran existido y nunca más les permitieron jugar oficialmente en ningún nivel.

Según se comentó, ese tratamiento fue debido a que la madre del hermano de Rolando y de Marcia se apareció en el DTI y les dijo que allí tenía que estar todo el que se complicó, según conocedores del caso, eran muchos más que los implicados y no solo de La Habana, con un ingrediente: algunas figuras del equipo del régimen a eventos internacionales también habían arreglado juegos, entonces evitaron perder el control de la credibilidad impuesta que nunca han tenido, actuando de la forma rara que eligieron con los jugadores implicados.

De Anglada se comentó que se había complotado para arreglar juegos y la tiranía lo juzgó y lo sancionó, sin embargo, hubo otra versión popular, consistente en que “se comunicaba telefónicamente con Garbey”, que hubiera podido darle pie a la suposición de que el ex segunda base “estaría arreglando la huida”, nada claro sobre lo segundo.

Porque esta gente que tiene objetivos definidos que cumplir con la tiranía son así, porque desconocen todo hasta de “su pelota”, necesario para validar criterios erróneos, infundados y comprometidos que obligan a barrer el piso con ellos por lo falaces, Ebro no ha tenido el tino suficiente para tratar de justificar a Anglada con algo más que “porque se negó a denunciar a Bárbaro Garbey”, sin tener en cuenta que este ex pelotero salió por el Mariel en 1980, vía “autorizada” para cualquier ciudadano que no fuera dirigente, para lo que solo necesitaba una carta de libertad o una citación a juicio por un delito común.

Algo de mi cosecha: Rey Vicente Anglada fue uno de los más monumentales desperdicios de talento de un jugador por propia voluntad en los últimos 52 años de la Cuba castrista.

En el caso de Garbey, no podía usar nada relativo al arreglo de juegos de 2 años antes, porque no existía asentada la causa, como sí algún papel de un juicio popular en el pueblo San Cristóbal por robar puercos.

En otro orden de cosas, como me refirió un comentarista deportivo, nadie sabe la razón por la que no aparece un terreno para que jueguen los Industriales, porque en Miami sobran las instalaciones, a fin de cuentas, si estaban decididos a “jugar en un cañaveral”.

En estos días se privatizó el terreno del Duque Hernández, creándose una polémica en Hialeah que tratará de utilizar Raúl Martínez, gran soporte de los intercambios, los viajes, las remesas y de todo tipo de acercamiento con la tiranía, como elemento de campaña política a su candidatura alcaldicia, ¿Cómo ha sido posible que “siempre es 26” no haya propuesto su terreno para este “beneficioso abrazo entre las dos orillas”?

A lo Pablo Milanés: “LA PALABRA ES DE USTEDES, ME CALLO POR PUDOR…”

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar