Deportes

Solís pensó en el retiro

Las lesiones en las rodillas son peligrosas para la durabilidad de un boxeador: deciden su estabilidad en el ring, sus movimientos, incluso su pegada, en el boxeo no se puede competir con "la rodillas malas".

Y, aunque se ha tratado como una lesión cualquiera que requirió cirugía, el caso es que la fractura de la rodilla que sufrió durante el combate con Klitschcko el supercompleto cubano Odlanier Solís, fue brutal, de las que retiran atletas.

En cualquier deporte, las lesiones en las piernas requieren inmediato control del peso corporal, que debe estar en niveles mucho más que generosamente inferior a como estaba el atleta antes de la lastimadura; sin embargo, en la división que pelea Solís bajar de peso, que es lo aconsejable aun cuando no se tengan lesiones para moverse con velocidad, también significa conceder demasiado ante exponentes rutinarios de más de 245 libras.

El caso es que, según leí en el Nuevo Herald, el peleador criollo estuvo tan frustrado ante lo poco que prometía su recuperación, que llegó a pensar seriamente en el retiro.

Sin embargo, tuvo la suerte de concentrarse otra vez con su trainer Pedro Luis Díaz, que le aplicó la terapia única ante casos como estos "puedes hacerlo, ponle empeño y coraje" y el hombre está viendo de otro color las mañanas que solo presagiaban nubes negras.

¿Cómo se determina la calidad de un entrenador? ¿Por los campeones que maneja? no, esos los pudo haber hecho otro individuo, pero, si usted sabe cómo y cuándo apreciar el mejoramiento en cada salida de un boxeador, si se atrasa, si mantiene sus vicios o si adelanta en su clase, entonces tiene una idea exacta del valor del profesor.

Entre los cubanos que andan por el exilio hay un grupo que, porque sus pupilos avanzan cuando están en funciones, porque uno ve a los boxeadores bajo su mando cada día mejor, pues hay que irlos considerando en el grupo de "crema y nata" del oficio y hablo de Osmiris Fernández, de Roberto Quesada, de Orlando Cuéllar, de Ismael Salas y de Pedo Luis Díaz, sencillamente, saben lo que buscan y como obtenerlo.

Díaz, el que más suena hoy porque revivió la carrera de un Cotto que todo el mundo apostaba a que tenía que irse y demolió a Margarito para no dejar dudas, está preparado para hacer que Solís recupere la moral personal, rehaga su autoestima y gane una faja mundial.

Hace más de 35 años, desde las sombras, aconsejaba a Alí un negro cubano que podía ver lo que Angelo Dundee no alcanzaba ni con aumento.

Yo no me explicó la razón por la que se buscan trainers americanos para los cubanos que, algunos como Stewardt, cumplen su función vía Internet y, por lo general, no están en la esquina el día del pleito si no es un nombre de grandes ternas aunque sea inflado.

El caso Cotto debería servir de lección: si están disponibles los trainers cubanos que dije antes, no hay razón para buscar a otro por muy americano que sea, a fin de cuentas, si el peleador no gana con Shields o con Stewardt, Larry Merchant no va a responsabilizarlo con la derrota aunque haya sido su culpa, incluso ni lo entrevistará una vez concluido el pleito. Y ahí está la fama de estos individuos, en que no reciben críticas por lo mal hecho en la estrategia en función de la táctica en el ring nunca y…nunca es nunca.

Claro que lo que diré es imposible y una locura: los entrenadores cubanos deberían constituir una asociación de trabajo colectivo para atender a los boxeadores que les contraten, especie de "todos para uno y uno para todos", si esto se pudiera lograr, yo quisiera ver quién pudiera hacer peleadores de alto rendimiento en mayor cantidad y mejores que ellos.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar