Cuba a fuego lento

La isla, cada vez más isla, ha cocinado bajo el sol un fabuloso guiso cultural. Aún sorprende al mundo por su creatividad. Hemos elegido un puñado entre 100 grandes.

Hagamos caso a los sabios, y entre los que más al etnólogo Fernando Ortiz y al poeta Gastón Baquero: la cubanidad o cubanía no se define por la tierra cubana donde se nació, ni por la ciudadanía política que se goza (o se sufre), menos aún por el concepto de raza, ya que no existe una raza cubana. La cubanía, dice Ortiz, “es principalmente la peculiar calidad de una cultura, la de Cuba”, y esta viene determinada por numerosos factores, entre los principales la mezcla. Cuba es liga, reunión, confluencia de raíces… Y también desarraigo, provisionalidad, refundación constante.

Los primeros en llegar, los indios precolombinos, viajaron en canoa desde tierras continentales del Amazonas y Yucatán y de otras islas del Caribe. Mucho después, los españoles y otros europeos (ingleses, franceses huidos de la revolución haitiana, corsarios holandeses) vinieron cargados de ambiciones y trajeron consigo al Nuevo Mundo negros esclavos de Angola, el Congo, Guinea y hasta de los puertos de Zanzíbar y Mozambique. Había yorubas, mandingas, bantúes, carabalís, tan distintos entre ellos como un austriaco de un andaluz, y cada uno con sus propias costumbres y religiones animistas. A mediados del siglo XIX, algunas cantidades de culíes chinos procedentes de Cantón, Macao y Taiwán arribaron con su mundo propio y su pasión por los juegos de azar.

0
0
0
s2sdefault

El país de la Sombra Larga

Con unos cincuenta y cinco años de edad, parece tener tendones y huesos de acero. Hay pocas canas en su pelo largo, escaso y ensortijado. Se pueden contar los músculos de su cara cuando habla. Recuerdo que hace casi treinta años era frecuente verlo en la Playita de 16, en Miramar -una "playa" de viva roca- haciendo ejercicios de todo tipo durante horas, como si estuviera en un gimnasio, convertido en el centro de atención de las cientos de personas que atestaban aquel pedazo de litoral habanero. Era hilarante verlo, pero nadie se atrevía a burlarse de él, claro está. Luego lo he visto muchas veces, cada varios meses o años, porque anda por la calle dibujando a la gente. También, para ganarse algún dinero, hace rápidos y vigorosos retratos de turistas en los lugares donde pueda encontrarlos, pese al acoso de la policía, que siempre termina dejándolo por incorregible porque su labia es tan enérgica como los trazos de su lápiz. Y además, es interminable, complicada, llena de metáforas, razonamientos y giros enloquecedores. Pero de una honestidad más asombrosa aún.

0
0
0
s2sdefault

Apartheid

¿Apartheid en el Teatro Lírico de Cuba?

El 12 de septiembre de 2011 la soprano Yoslainy Pérez Derrick, integrante del Coro del Teatro Lírico Nacional de Cuba (TLNC) desde 1996, envío una carta al Consejo de Estado, con copia al Ministerio de Cultura y al Consejo Nacional de Artes Escénicas, quejándose de irregularidades que frenan su desarrollo artístico dentro de esa institución, pues durante 15 años solo ha desempeñado papeles secundarios sin ser evaluada como solista, a pesar de su constancia, elevado nivel profesional y vasto currículo.

0
0
0
s2sdefault

El mercado clandestino del arte

Un conocido me aborda:

- Estoy atrás de figuras de porcelana... angelones, ¿tú sabes? Mira, que sean Lenci, Leberdetti o Cachapotti. Oye, busca, que me dan doscientos 'fulas' por cada uno".

El mercado clandestino de obras de arte y objetos suntuarios pulula en la capital. Un grupo creciente de hombres jóvenes se dedica a peinar casa por casa los desbaratados antiguos barrios de la clase media y media alta. Son una especie de oteadores. Buscan de todo: libros, cerámicas, pinturas, permutas. En su mayoría trabajan para los grandes compradores, un grupo reducido de nacionales con mucho "cash", que se conocen entre sí. Algunos desde la cárcel.

0
0
0
s2sdefault

El pintor de Lawton

Norberto Palau pinta desnudo de la cintura hacia arriba. Se siente mejor sin camisa. Hace mucho calor en La Habana y un ventilador, además de que anda en falta, le resecaría la pintura. Vive con muchas carencias, casi miserablemente, pero no le importa. Fue el precio que decidió pagar hace años. Los tiempos cambiaron, pero él prefirió mantenerse y esperar.

Entre tantos agravios y entre tantas roturas, no se percató del momento en que dejó de escuchar al reloj interior. Vive con las aprensiones y las cautelas de hace treinta y tantos años. Piensa que afuera, si cambió algo, fue para que todo siguiera igual.

0
0
0
s2sdefault

Los límites de la cultura

En Cuba, apenas evocamos el descubrimiento de América por Cristóbal Colón, ocurrido el 12 de octubre de 1492, y su llegada a nuestras costas el 24, como si la conquista y colonización por España fuera una cuenta pendiente y no un hecho del pasado de trascendencia histórica y cultural. Oficialmente se festeja el inicio de la gesta independentista -10 de octubre de 1868- y la entrada de los patriotas a Bayamo, el 20 del mismo mes y año, como Día de la Cultura Nacional.

0
0
0
s2sdefault

El edificio Bacardí

Es el año de 1925. La gente escucha jazz, baila Charlestón y ve películas silentes. Barnard Shaw recibe el Nobel de literatura, mientras Adolfo Hitler publica su libro Mein kampf (Mi lucha). En Estados Unidos crece la economía, en Inglaterra se contrae.

El arte ve el nacimiento de un nuevo estilo: El Art Déco. Este conjunto de corrientes estilísticas se dan cita en la Exposition Internationale des Arts Décoratifs Modernes, es el mismo año en el que finaliza la construcción del Edificio de Bacardí en Cuba, digno representante de las características de este nuevo estilo.

0
0
0
s2sdefault

Alexander el pintor

Desde pequeño, Alexander sentía una gran atracción por dibujar. Algunas veces, mientras los demás niños jugaban, corrían y retozaban, él se entretenía con una hoja y un lápiz, dibujando todo lo que veía a su alrededor. Sus amiguitos lo empezaron a llamar “el pintor”.

Muchas veces, sus mayores lo regañaban por tener las libretas y los libros llenos de dibujos, lo mismo de una mariposa que de una persona. Acostumbraba pintar a sus compañeros de aula y luego les obsequiaba el dibujo. Todos se lo agradecían. Cuenta Chachi, su mamá, que una vez, en noveno grado, la profesora guía la mandó a buscar por una supuesta falta de respeto: el niño la había pintado… Según la madre, el retrato era tan bueno que reproducía hasta la última arruga de la profesora, quien, al parecer, creyó que Alexander se estaba burlando de ella.

0
0
0
s2sdefault

Historia del arte en Cuba

0
0
0
s2sdefault

Acercamiento elemental a la pintura

Es frecuente llamar pintura a las obras de arte bidimensionales independiente a la técnica empleada, con frecuencia nos referimos a “pintura” sin saber que podemos estar frente a un dibujo o grabado, de esto se salva la fotografía, estamos seguros de lo que es fotografía, pero a su vez su aspecto tecnológico la hace menos sublime a los ojos del espectador, más hoy con todas las posibilidades de retoque mediante la computación y el surgimiento de cámaras que registran directamente la información visual para procesarlo en computadora; no obstante es bueno saber que el fotógrafo es un artista, un ser sensible a su entorno que no sólo capta las imágenes que están delante de él, sino que las selecciona, decanta de acuerdo a su preferencia y nos ofrece imágenes bellas, grotescas, atrevidas, con intención de denunciar o simplemente enunciar, amen de las infinidades de recursos adicionados en el cuarto de revelado e impresión.

0
0
0
s2sdefault

Desenmadejando conceptos básicos de Arte y Cultura

Muchos consideran que el arte es para entendidos y especializados, sin embargo a diario estamos en contacto con la música, el baile, el diseño, sin duda manifestaciones del arte… no obstante es verdad que cuando se trata de alguna lectura algo sofisticada, algún género de música no tan popular o de una exposición de pintura nos enfrentamos a algo al parecer menos asequible. Este material que hoy comienzo a escribir a manera de charla es, precisamente, para quienes sin toda la orientación que quisieran asisten a salones de arte y quieren “entender” lo que allí sucede.

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3