El tatuaje se pone de moda en Cuba

Un año después de su inauguración, La Marca, el primer estudio de tatuajes profesional de Cuba, ha puesto de moda el llevarse un souvenir de la isla caribeña en la piel y de paso ha mejorado la imagen de ese arte en un país donde poco a poco va calando la moda de dibujarse el cuerpo.

"Nuestro principal interés siempre fue legitimar el tatuaje en Cuba, darlo a conocer para cambiar la visión que de él se tenía, ya que ha estado estigmatizado por mucho tiempo", asegura a Efe el veterano tatuador Leo Canosa, líder de este "espacio cultural para la convergencia" artística.

Ubicado en el corazón de la Habana Vieja, entre vendedores de souvenirs y restaurantes, La Marca apuesta por una estética original y el "tatuaje de autor", una de las razones del éxito del proyecto, explica Ailed Duarte, esposa de Leo y una de sus más cercanas colaboradoras.

"Creo que nos ha ayudado la novedad, la curiosidad por lo que hacemos y por suerte los clientes han sido muy receptivos, no solo los cubanos, sino también los extranjeros que pasan o nos han visto en las redes sociales y llegan buscando un recuerdo diferente de Cuba", insiste.

El estilo del pequeño local, una mezcla de boutique de diseño y galería, anticipa el espíritu desenfadado y original de sus propuestas, que van desde dibujos de la bandera cubana hasta intrincadas figuras geométricas o representaciones muy personales de Frida Kahlo.

Los diseños con imágenes de la identidad cubana han sido los más populares entre nacionales y turistas por igual, en parte porque reflejan un universo visual "muy cubano" que sigue siendo "muy rico" y "diverso", afirma el diseñador Robertiko Ramos, fundador de La Marca y uno de sus más entusiastas promotores.

Entre las propuestas típicamente cubanas del estudio resaltan dibujos de "mojitos" con la palabra Havana, botellas de ron a la deriva, tiburones con sombreros de yarey (mimbre) y habanos, y múltiples imágenes de Elpidio Valdés, uno de los personajes de dibujos animados más famosos de la isla.

"Los turistas muchas veces vienen con poco tiempo, a lo mejor no confían en hacerse un tatuaje en Cuba, y luego pasan, ven los diseños y las condiciones en que trabajamos, y entonces se deciden. En su mayoría son diseños pequeños, que no llevan mucho tiempo", precisa Duarte.

Para Tobías, un joven aventurero danés, fanático del Barcelona, una de las mejores maneras de recordar su estancia en la isla caribeña fue hacerse un dibujo en la piel, tradición que comenzó en sus viajes por el mundo.

"Hice una búsqueda en Internet, encontré La Marca y aquí estoy", cuenta mientras se tatúa un diseño de dos manos sosteniendo un habano a un costado de la espalda, cerca de la palabra Barça.

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar