Experiencias buenas y malas

Clara aquí, sigue luchando

Clara no es Santa pero se lo está ganando a pulso, de conseguirlo tendríamos otra “SANTA CLARA“.

Esta habanera lleva siete años fuera de la Isla, esta acostumbrada a todo. Clara dice. ¡ Yo viví y luché en el monstruo, nada me puede afectar más !.

Cuando se las prometía felices en España, se encuentra inmersa en su particular lucha para que le sea reconocida la paternidad de su hija.

Me dice. ¡Toni, no es fácil!.¡Con lo que he pasado en Cuba y lo que estoy pasando aquí!.

Clara es de pelo y piel castaña, se marchó de La Habana por carta de invitación a Alemania, allí estuvo hasta que pudo dar el salto para España.

Aterrizó en Alicante, encontró trabajo en un club deportivo de tiro deportivo del cual soy socio, su trabajo consistía en labores de limpieza y servir a los socios en la cafetería.

Un día sirviendo a los socios llevaba los ojos llenos de lagrimas, automáticamente le preguntamos, ¿ que te pasa?. Nada.... Y se marchó a seguir con su faena. El caso es que nos levantamos de la partida de Dominó dos socios y salimos a la cafetería a hablar con ella. No se pudo aguantar más la estaba extorsionando un tipo que en ese momento reparaba la cafetera, la presionamos y nos tuvo que contar que él le enviaba mensajes amenazadores a su móvil, pues la conocía de allí y al ver que era cubana seguramente quería una relación a lo “bestia”, amenazándola que la iba a denunciar por los papeles etc etc. (aquí te pillo aquí te mato).

Ella nos contó toda la “película“. Yo no recuerdo bien los “piropos” que le diríamos el otro socio y yo al elemento aquél, que cogió sus herramientas y nunca más se supo de él.

Al estar el club desplazado de la ciudad, yo en mi coche algunas veces la llevaba para su casa por coincidir en el horario cuando finalizaba su jornada de trabajo, de ahí nació nuestra amistad.

En una ocasión que un amigo mío iba para La Habana, se lo hice saber y ella envió con el un paquete para su familia.

Sabía de mi pasión por los tabacos habanos. Al poco tiempo me dijo. ¡ Toni, mira lo que te envía mi familia!. Un libro de tabacos, llevaba el sello de la biblioteca nacional.

¡ Coño!,?esto que es?.

¡ Tranquilo mijito!, ¡allí funciona todo así!.

( Después de mis estancias en la Isla, claro que sé como funciona todo allí )

Se marchó de allí perdimos el contacto, seguramente encontró un trabajo mejor. Y al cabo de un año, por casualidad la encontré en la calle, me dijo que trabajaba en una línea telefónica erótica, aquello me hizo gracia. ¡ Con tu voz caribeña seguramente los encandilas!. me contó que había cada Pavo que hasta se enamoraban por teléfono. Nos dimos los números de teléfono para estar en contacto.

La llamé un día y le dije, por fin me he decidido, ¡voy pá Cuba!, ¿quieres que lleve algo para tu familia?, le pregunté, ¿ que tu crees que yo puedo hacer allí ?,-- riéndose me dijo, ¡ tu allí causaras tremendo alboroto!, reímos las cosas que ella me decía que me pasarían conociéndome como me conoce, me advirtió que a los cubanos le das la mano y te toman el brazo.

A la vuelta la llamé le conté el viaje de vez en cuando nos llamamos seguimos en contacto.

Llevaba un tiempo sin saber de ella, hace poco me llamó preocupada, para decirme que conoció a un español en uno de los vuelos que hizo a la Habana, en el vuelo de regreso lo que son las casualidades de la vida. Iba un español compañero de asiento y de la provincia de Alicante, entre ellos nació algo y empezaron a salir.

¡ Toni los fines de semana me llevaba a los mejores restaurantes y hoteles!, se gastaba conmigo 600 o , 700 Euros en un fin de semana me regalaba de todo y quedé embarazada, él es el padre de mi niña, me dijo que no me preocupara que el se haría cargo de todo.

El clásico tipo que coge a la chica que sabe que su entrega va a ser de lo que el adolece aquí.-- Sexo con una mujer joven. (Le prometo la Luna y que salga el Sol por Antequera).

Él le ocultó que estaba casado, le dijo que debía interrumpir el embarazo, ella quería parir la criatura y no estaba dispuesta a la proposición de hacer lo que su “amor” le demandaba.

Clara le decía. ¡ No te preocupes yo quiero tener el bebe!, lo único que te pido es que me ayudes. Así quedaron, se interrumpieron las salidas, el empezó a hacerse el loco a medida que Clara avanzaba con su embarazo, el “desapareció” , ella intento comunicarse con el pero él ni caso.

Clara hablo con un Abogado y le aconsejo demandarlo, ella no quería, solo necesitaba un poco de ayuda en el estado de embarazo en que se encontraba, no trabajaba y no tenía posibles, tenía que pagar el alquiler del apartamento etc.

Y él se hacia el desaparecido, por lo que lo demandó, el tipo lo tenía bien montado no había forma de localizarlo no firma ninguna citación del juzgado, tiene un entramado de empresas y sociedades que a la pobre Clara la tiene desesperada, de echo cree que su abogado está compinchado con el.

Su desesperación se debe a que con su niña nacida en España si tuviera que viajar a Cuba no puede, necesita los papeles de la niña, sus padres están mayores teme que les pase algo y no pueda desplazarse a La Habana por no tener a quien dejarle a la niña.

Sus llamadas pidiéndome consejo, son de una enorme tristeza, esta muy desmejorada y envejecida.

A si fue como supe de esta historia de Clara, me pidió asesoramiento le dije lo que yo haría, me hizo caso, le pidió toda la documentación a su abogado y la llevé al mío, ahora esta más contenta de ver la marcha del procedimiento.

Clara dice confiada, cuando le hagan la prueba de paternidad.....Él no se espera la sorpresa que se va a llevar y más cuando vea a la niña.¡¡ Es una “fotocopia” de él!!.

Viernes, 05 de Agosto del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar