Experiencias viajeras

Turismo, remesas y exportación

El turismo y las remesas familiares de dólares se han convertido en los renglones básicos de subsistencia de Cuba.

El turismo aporta cada año más del 40 por ciento de los ingresos que sumado a las remesas (sin dato público preciso) sirven al gobierno para cubrir el desbalance entre importación y exportación, lo que hace depender peligrosamente al país de dos fuentes de ingreso que pueden venirse abajo por cualquier circunstancia, como ocurrió el fatídico 11 de septiembre.

Aún así, la industria del ocio -que sustituyó como primera industria nacional a la azucarera, por malos manejos de la economía- afronta grandes carencias financieras, signadas por la cadena de impagos entre empresas turísticas y otros ramos de la economía al servicio del turismo.

Por supuesto, entiéndase que se habla de recepción de extranjeros, pues el nacional es casi inexistente, reducido a pequeños cotos, por lo general en peores sitios y muy mal servicio de hospedaje, gastronomía y transportación.

Otra grave dificultad que enfrenta la economía cubana está relacionada con la falta de productos de exportación, en gran medida por la insuficiencia productiva, y como las carencias del país son tantas y tan generales, prácticamente cuanto se produce con destino a la obtención de moneda fuerte se comercializa y consume en el país, en el eufemísticamente llamado "mercado de frontera".

El mercado de frontera constituye, por lo tanto, una virtual recirculación de los dólares ingresados al país por el turismo y las remesas, y no resulta en manera alguna divisa "fresca" ni incrementada.

A esta desventajosa situación se suma que entre 1996 y 2000, según Anuarios Estadísticos siempre atrasados, los precios del azúcar, el níquel y otros productos básicos de exportación cayeron en un 25 por ciento, mientras que productos básicos de importación como el petróleo y sus derivados subieron en indetenible espiral.

Lo anterior, visto de conjunto, representó en 2001 para Cuba un deterioro del 17 por ciento de su balanza de precios, según revelación del Ministerio de Comercio Exterior.

Otro dato significativo sobre la realidad económica fue dado a conocer en la pasada versión de la Feria de La Habana que demuestra la tendencia marcada a la importación sobre la exportación: de 62 millones firmados en contratos comerciales, sólo alrededor de un millón de dólares correspondían a convenios de exportación.

Indudablemente, son sombrías las perspectivas de la economía cubana.

Lunes, 05 de Diciembre del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar