Experiencias viajeras

Recuerdos de la añorada Cuba

El tocororo (tocoloro)

El tocororo, llamado popularmente tocoloro, es el pájaro nacional de Cuba. Se encuentra también en Venezuela. Su nombre científico es trogon temmurus ó priothelas termurus, un ave trepadora de plumaje sedoso de reflejos metálicos y de variados colores. Azul en la cabeza, blanco en el pecho y rojo en el vientre lleva los colores de la bandera cubana. Emite un canto lastimero y repetido; es fácil de cazar, pero difícil de mantener en cautiverio. Habita solitario en los bosques.

La novela del aire

Entre los más populares programas de la radio cubana estaba "La Novela del Aire". Era una radionovela que se ofrecía diariamente a las 8 de la noche y que captaba la atención del gran público. Escrita generalmente por Caridad Bravo Adams, Armando Couto o Félix B. Caignet, era protagonizada por una pareja romántica que despertaba grandes simpatías: María Valero (tragicamente fallecida al ser atropellada cuando se dirigia al Malecon para observar un lucero o cometa) y Ernesto Galindo a quien sustituyo posteriormente Santiago Garcia Ortega.

En aquellas radionovelas era importante el papel del narrador, que iba guiando al oyente por los vericuetos de la trama. Juan José Castellanos era el narrador impecable de la Novela del Aire. "Ábrense las páginas sonoras de "La Novela del Aire" para hacer vivir a ustedes la emoción y el romance de un nuevo capítulo"&, decía Castellanos al iniciarse la transmisión.

El cuadro de actores de este programa era de primera categoría y asimismo los directores y otros técnicos como los que producían los efectos de sonido, muy importante en un programa radial. La musicalizacion de las escenas establecieron pauta que todavia hoy, mas de medio siglo despues, no se ha podido superar.

El manisero

Una de las canciones cubanas más populares de todos los tiempos es el son pregón "El Manisero". La compuso Moisés Simons, un gran músico cubano nacido en La Habana el 24 de agosto de 1889. Una de sus mejores intérpretes fue la genial Rita Montaner, que la interpreta en la pelicula cubana "El Romance del Palmar" con Juan Orol y Alberto Badias en 1938.

"El Manisero" ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en una especie de segundo himno nacional de los cubanos. Sus alegres y pegajosas notas alborotan a la gente no sólo en La Habana o en Santiago, sino también en otras partes del planeta.

He visto como le gusta a la gente en Madrid y en Barcelona; en París, en Milán o en Hamburgo. Y ni que decir en Miami o en New York, donde le llaman "The Peanut Vendor".

Para los cubanos cantar el manisero es también morirse, por el final de la canción que dice: "me voy&"

Calles habaneras

Por el camino de la LEALTAD, la PERSEVERANCIA y otras VIRTUDES se logra la AMISTAD y la FRATERNIDAD de la gente, de una REINA y hasta de un TENIENTE REY. Y si su ESTRELLA es buena, mira al PORVENIR y evita la AMARGURA, tendrá LUZ y encontrará REFUGIO bajo el SOL. Tome pues la ESPADA y derribe la MURALLA alumbrada por la LAMPARILLA del OBISPO. ¡Por SAN NICOLAS, SAN LAZARO, SANTA CATALINA Y SAN RAFAEL!, evite ir a la CARCEL y prefiera El MONTE donde canta el PAJARITO y brilla el LUCERO.

Las calles más calurosas: VAPOR, HORNOS y SOL.

La más abandonada: DESEMPARADOS.

La que no se pierde: ESPERANZA.

Las más mercantiles: INDUSTRIA, FABRICA, MERCADERES.

Las más católicas: OBISPO, JESUS MARIA, SAN JOSE, CALLEJON DEL CRISTO

Las más españolas: MADRID, BARCELONA, COMPOSTELA.

La más sufrida: AMARGURA.

La más tranquila: PAZ.

Las más alumbradas: LUZ, LAMPARILLA.

La más necesitada: PEÑA POBRE

Dulces Cubanos

Cuba es un país dulcero y a lo largo del tiempo muchos y muy sabrosos dulces han preparado los cubanos. He aquí algunos de los que vienen a mi memoria:

Arroz con leche, quesito de maní, flan de coco, boniatillo, toronja abrillandada, flan de calabaza, cascos de guayaba, dulce de leche, buñuelos, coco rayado, flan de leche, pudín, (budín) diplomático, fruta bomba en almíbar, queque, cusubé, majarete, tocinillo del cielo, harina dulce, maní garapiñado, raspadura, piononos, masas reales, pan con timba, tamarindo en barrita, mata hambre, mermelada de guayaba, natilla, tamarindo en barrita, pudín de pan, torticas de Morón, alegria de coco o mojón de sereno (coco rieto), toronja en dulce, pudín de coco, pasteles de guayaba, pastel de coco, señoritas, coquitos acaramelados, pan de gloria, mantecadas, torrejas, capuchinos, cabezotes, panetela borracha, yemitas de huevo, islas flotantes, merenguitos, panqué, palmeritas, cascos de naranja, chiviricos.....

Los cubanos, a diferencia de otros pueblos hispanoamericanos, llamamos almuerzo a la comida del mediodía y comida a la cena, con una sola excepción: la cena de Nochebuena a la que sí llamamos cena.

Como otros países hispanos, en Cuba celebrábamos la nochebuena la víspera de la Navidad. Originalmente esta era una cena de medianoche, con la que se celebraba la llegada del día de Navidad. Sin embargo, la hora fue anticipándose hasta fijarse en la hora normal de la comida (cena) para poder asistir a la misa de medianoche de las iglesias catolicas llamada "Misa del Gallo"

La típica cena cubana de nochebuena incluía lechón (cerdo) asado al horno, en barbacoa o en puyas. Las familias pudientes añadían pollo, guanajo (pavo) o pescado al menú. La guarnición: arroz blanco y frijoles negros, yuca con mojo de ajo y la ensalada generalmente de aguacate, lechuga, tomates, pepinos, berro, rabanos, etc.

El rey de los postres navideños cubanos era el turrón de almendra ya sea tipo Jijona (blando) o tipo Alicante (duro). Luego están los masapanes y turrones de frutas. En la década de los 50 comenzó a fabricarse en Cuba un excelente turrón de maní. Tambien era tradicional en esta cena los buñuelos en almibar, miel o melado de caña.

Las frutas importadas como las manzanas, las peras y los melocotones, generalmente en conserva, se incluían en la cena; así como los frutos secos: higos, dátiles, nueces y avellanas.

Entre la bebidas de la cena navideña destacaban los vinos: tintos o blancos y la sidra. Muchas familias preparaban vinos caseros como el de fruta bomba (papaya).

La cena navideña era la fiesta por excelencia de la familia cubana, padres, hijos, abuelos, tíos, primos que se reunían para la celebración de una fiesta que más que religiosa era familiar, siendo en muchas ocasiones la unica vez que se veian familiares a los que la vida los habia llevado a vivir y establecer familia a otras provincias.

La Nochebuena desapareció de las costumbres cubanas hace algunas décadas debido a la prohibicion hecha por el Gobierno Revolucionario en 1969 y recién con la visita del Papa en 1998 se permitio dicha celebracion, aunque en forma muy limitada debido a que todos los productos tienen que comprarse con dolares.

Terminada la cena, parte de la familia iba a la "Misa del Gallo" mientras los demas quedaban jugando al domino y la fiesta hasta "que salia el sol". En el campo los trovadores improvisaban cuartetas ("Esta noche es Nochebuena / noche de correr fortuna / tantas muchachas bonitas / y yo no tengo ninguna") o se jugaba a "las prendas", o alguien contaba cuentos de aparecidos. En las ciudades se organizaba el baile al son de la música que ofrecían las emisoras de radio con sus famosos "bailables de Nochebuena".

¡Nochebuena cubana, recuerdos de tiempos idos!

El Rincón Criollo

El Rincón Criollo era un programa radial que se transmitía diariamente a las 12:00 del mediodía por la CMQ, desde sus originales estudios de Monte y Prado.

El programa era de sátira política y lo patrocinaban los cigarrillos "Regalías El Cuño". La intruducción decía: "Llegó la hora de encender un Regalías El Cuño y asomarnos a ese gran balcón de la popularidad que se llama "Rincón Criollo". Rincón del campo cubano siempre comentado y nunca comprendido; lo escribe Rodríguez Díaz, lo dirige y protagoniza Medrano y se inicia con las décimas de Clavelito que cantan Vicente Morín y Coralia Fernández"

Medrano interpretaba a "Don Hilario", un viejo guajiro que no toleraba las injusticias y que criticaba duramente los actos de mal gobierno y que cuando se enfurecía cogía un "guayabo en la mano" para que los bribones (entre ellos su empleado "Pitirre") tuvieran que "coger la guardarraya".

Clavelito, además, saludaba a todos los visitantes presentes en el estudio, haciendo mención del pueblo o ciudad de donde procedían. Recuerdo que mi nombre fue mencionado por "Clavelito" en uno de aquellos programas como visitante de Cienfuegos.

Las canciones a La Habana

La ciudad de San Cristóbal de la Habana, tercera capital de Cuba, fue fundada en 1515 por el adelantado Diego Velázquez en la costa sur de la Isla. Por siglos los poetas y los músicos le han cantado a La Habana, "la sirena que sueña dormida a la orilla del mar&"

En esta viñeta recogeremos los títulos de algunas canciones dedicadas a La Habana:

"La Paloma", de Sebastían Yradier; "Habana", marcha de Ernesto Lecuona; "Marcha Habana", de Gonzalo Roig en "Cecilia Valdés"; "Adiós a La Habana", de Sindo Garay; "Habana de mi amor", de Armando Oréfiche que interpretaba Pedro Vargas; "Habana" de Fernando Mulens; "En la Habana", de Julio Gutiérrez, que iterpretaron Sonia y Miriam; "Así es mi Habana", de Julio Gutiérrez, "Nostalgia habanera", de Boby Collazo, que han interpretado Olga Guillot, Celia Cruz, Rolando Laserie, Fernando Albuerne; y últimamente "La Habana, cuando te vuelva a ver", de René Tuzet. En el exilio, Rosendo Rosell compuso "Callecitas de mi Habana" en la que se añora los romances de la juventud en las mismas.

La Mariposa

La mariposa, además de ser un insecto es, también, una flor cuyo nombre botánico es "bradurya plumieri". Es la flor nacional de Cuba.

Blanca, de largos y sedosos pétalos, de agradable perfume, crece en tierras húmedas y florece en el verano, llenando las tardes con su incomparable fragancia.

Recuerdo los pregones de los muchachos vendedores de mariposas en los días de mi niñez cienfueguera:

-"Y que olorosas las mariposa, la pucha un "quilo".

Las muchachas solían colocárselas como adorno en el cabello. Era una flor barata, realmente la flor del pueblo y se crecía exuberante en las proximidades de la Laguna de Guanaroca.

Las esquinas habaneras

Las esquinas o confluencia de dos calles o avenidas, siempre han tenido un sentido muy especial entre los cubanos, por ser lugar donde hechos o actividades de significación suceden.

Una de las más famosas esquinas habaneras era la de Tejas, donde la Calzada del 10 de Octubre se cruza con la Avenida de Máximo Gómez (Monte). La fama de esta esquina (nada que ver con el estado de Texas, EE.UU.) se remonta al siglo pasado y debe su nombre a una construcción de tejas que albergaba un café del mismo nombre.

Otra famosa esquina habanera era la formada por las calles de Galiano y San Rafael, la mal llamada "esquina del pecado", ya que ese título más bien le correspondía a otra famosa esquina: Prado y Colón, la entrada a la zona de tolerancia.

Al principio de la década de los 50 el famoso cha-cha-cha "La Engañadora" puso de moda otra esquina: Prado y Neptuno y al final de esta década cobró notoriedad otra esquina: 23 y L, donde comenzaba la divertida Rampa.

Hay otra esquina que tiene un recuerdo imborrable para los estudiantes de la Universidad de La Habana: Infanta y San Lázaro. No sólo por los excelentes ostiones que allí se vendían, sino porque allí se disolvieron muchas históricas manifestaciones estudiantiles de protesta.

Esquinas habaneras, ¡recuerdos de tiempos idos!

Envíe una e-mail con sus comentarios sobre este artículo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 1999-2000 Andres D. Puello. All rights reserved.Last modified: Monday March 19, 2001.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar