El deporte en Cuba está perdiendo glamour. Ya no es aquel crucero de placer donde los cubanos descansábamos y encontrábamos muchos motivos para sentirnos bendecidos por haber nacido en este archipiélago. Si uno lo mira bien (al deporte en Cuba), como si fuera un turista deseoso de descubrir su destino, encontraríamos una imagen parecida a de la Habana Vieja en la distancia: un pedazo de ciudad colosal, con un centro histórico alucinante, imponente, pero que si nos adentramos, vemos que buena parte de esa belleza se cae a pedazos.
El flujo de atletas que deciden marcharse para probar fortuna fuera de casa, ahorita se vuelve río y luego mar (las estadísticas van en puro ascenso), porque no solo las estrellas deciden emigrar. Ya hasta los menos dotados, los de menor talento, también recogen sus maletas y dicen adiós.
De ser una potencia en muchos de los deportes más practicados a nivel mundial, hemos pasado a ser una cantera, una empresa de exportación de atletas que cocina y entrega deportistas a la carta.
Por Abraham Jiménez Enoa

Esos que hablan así no merecen ser campeones

Yo nunca he defendido el boxeo-marcha atrás en exceso de Rigondeaux, he defendido al atleta-paisano, de hecho he combatido ese estilo raro como uno de los vicios del boxeo castrista, que apareció como un ajuste que hicieron allá para acomodarlo a la era de la "maquinita" por los poco eficientes y menos visionarios trainers cubanos, que obligaron a los boxeadores del patio a huir, regresar, tirar dos golpes y volver a montarse en patines.

Ahora les pusieron la Serie Mundial en las narices y a "correr liberales", porque allí todo es mentira: ayer "mi pueblo vale más que todos los millones del imperialismo…" hoy, "por un par de pesos cualquier cosa…" ¿Y el famoso pueblo? Bueno, eso no es de nuestra incumbencia, sino del compañero a cargo (Raúl), él sabrá por qué lo hará y todo el mundo "cagao".

Desde hace casi dos años que defiendo a capa y espada a los hombres que, porque han estado 51 años fuera del único circuito de importancia deportiva para el boxeo, el profesional (el olimpismo es una vitrina para exhibir el producto que después firmarán y solo eso), que se lo impusieron por decreto como anexo destructor del pasado glorioso de la ex república cubana a todos los sectores; porque no fueron culpables los atletas del crimen cometido contra Cuba, considero que están siendo abusados por quienes nunca sufrieron un mal semejante.

0
0
0
s2sdefault

La importancia de los 32 jonrones de Céspedes

La victoria del cubano Yoenis Céspedes en el Derby de jonrones del martes con 3 decenas más dos de batazos de vuelta completa tiene dos puntos de vista de acuerdo a su importancia: el artillero del Oakland necesita de un impulso que lo ayude a terminar la campaña con números mejores que los que ha puesto durante las primera mitad y ese primer lugar entre toleteros ALL STAR's de poder con el roble a cuestas, pudiera ser la chispa que encienda la pólvora que ha estado relativamente mojada por la influencia indudable del "jinx" o segundo año de juego como novato en Grandes Ligas.

El outfielder se convirtió en el primer cubano que logra ganar esa competencia, de mucho interés para el público americano, uno de los pocos departamentos en que un hijo de la ex Isla Bella no fuera pionero en las Mayores entre hispanos.

Por lo poco que le batean en cada salida, tal vez el juvenil José Fernández contribuya con la historia interrupta a la fuerza del beisbol isleño en el profesionalismo de importancia y se convierta en el primero que lance un no hit no run para la patria maltratada, que todavía no aparece el primero de factura nacional, claro, se tiene en cuenta que la paralización de la participación de jugadores de la Isla en el Beisbol Organizado alcanza los 51 años, porque estos que están por acá han llegado a cuentagotas, en número ínfimo de posibilidades colectivas.

0
0
0
s2sdefault

Mentiras criollas de guatacas, simpatizantes y oportunistas

Supongo que Oscar Prieto, actual Presidente del Beisbol Profesional de Venezuela, sea pariente homónimo de aquella excelsa figura del país Suramericano que, junto a su paisano Pablo Morales, fueron los responsables de proponerle la Serie del Caribe a los miembros de la recién creada Confederación en 1948.

Morales y el “Negro” Prieto pertenecieron a la clase única de hombres del pasatiempo que combinaban inteligencia, conocimientos, justicia, honestidad, seriedad, decencia, caballerosidad y personalidad, en una sola palabra: “sportmanship”.

Esos hombres de la Confederación de la 1era Etapa tenían lo que no se encuentra en ninguna de las oficinas del organismo del tiempo actual: clase, ni moral ni profesional…

0
0
0
s2sdefault

Embargo, tiranía y confederación

Y lo mejor: Embargo, Major Leagues y Serie del Caribe.

Entre la forma de trabajo de Juan Francisco Puello y la de Bud Selig hay una sola diferencia: la nacionalidad, y mil coincidencias en cuanto a decretar contra el beisbol.

Son los peores elementos que jamás ocuparon puestos máximas de las instancias que destruyen.

Claro, Puello como personalidad no es la chancleta del ex concesionario de autos de Milwakee ni tiene la preparación para manejar empeños financieros que Selig por pequeños que sean.

La tiranía nunca tuvo intención de ingresar a la Confederación ni de jugar en la Serie del Caribe, hoy menos que nunca por el deplorable y ridículo estado en que han colocado al juego, pero conocía que los “Padrecitos” del evento, desde que el dominicano que la pisotea está ahí, los querían en el torneo.

0
0
0
s2sdefault

Manipulando el deporte

¡Déjenme escoger, por favor!!!

Por alguna razón, desconocida para mí, el presidente electo ascendió sin que yo pudiera, al menos, dar mi voto. Hoy existe un líder supremo, con toda una camarilla de tipos que asiente constantemente (sin importar el discurso), decidiendo que me toca ver y que no. En claro español, mi derecho a elegir, se me esfumó antes de nacer y tengo que aceptar, o enceguecerme en franca protesta, una programación deportiva manipulada. En Cuba existe un todopoderoso televisivo que decide que deportes se pueden transmitir y cuales no.

La Televisión Cubana ha discurrido por muchas transformaciones recientes (más o menos de la mano de un país que se debate entre Socialismo, sociolismo, corrupción pandémica y "modelo económico") y aunque mejoras ha habido, sigue cojeando mientras se sobrecarga de censura y conceptos arcaicos.

0
0
0
s2sdefault

Si hasta Joseph Blatter lo sabe...

Lo que dijo en Cuba Joseph Blatter, Presidente de la FIFA sobre que “el balompié es más importante que el beisbol en la Isla ahora”, posiblemente ni lo sepa el fanático castrista de hoy y dudo que se haya interesado en leerlo donde fue publicado.

Sí, el balompié es más importante hoy porque están en la etapa final de desmonte del beisbol como deporte principal en Cuba, pero eso lo iniciaron “con todos los hierros” a principios de los 60´s, específicamente en 1961, cuando cayeron las cortinas del premio profesional de invierno por decreto del dictador.

He comentado sobre este asunto en más de cien artículos o comparecencias al radio o a la televisión; durante más de 20 años he dicho aquí que la decadencia del beisbol nacional es acelerada y la pérdida de la cantera evidente; desde los 60´s pensaba y hablaba así en Cuba.

0
0
0
s2sdefault

Hairon Socarrás

Hairon Socarrás

TRAS LAS HUELLAS DE ULTIMINIO

Posiblemente ni haya dedicado 5 minutos de su tiempo de ocio a observar algún tape del ídolo yumurino Ultiminio Ramos, que debería.

Sin embargo, por esos fenómenos inexplicables que suceden, el joven y sensacional peleador cubano Hairon Socarrás es casi una copia al carbón del ex campeón mundial pluma.

Como Ramos cuando comenzó en preliminares en La Habana, todavía tiene que corregir errores, mejorar la técnica, aplicarse en la puntería y combinar, que es la única forma posible de noquear sin complicaciones.

0
0
0
s2sdefault

Tantas ridiculeces cansan

Hay talento cubano en Grandes Ligas, muy poco, pero hay: Céspedes y Ramírez tras la ruta de Willy, de Cárdenas, de Miñoso… Kendri, slugger apto para cosas grandes si logra sobreponerse sicológicamente al fantasma de la lesión que por poco lo retira, totalmente familiarizado con el pitcheo y el juego de calendario largo, duro y exigente. También llegó Puig, a quien los scouts ven como a un posible triunfador, ahora ¿Qué significa triunfar para un cubano de hoy? ¿Firmar, jugar un par de campañas? Depende.

En los casos de los cubanos, nadie puede colocarlos en los niveles que se ambicionan, porque, una de las variantes del estrellato, es la permanencia en los circuitos mayores por una década, década y media, dos o más y todos no se mantienen, más meritorio sin bajar a las Menores.

Para los cubanos de los últimos años, que no tienen ni filosofía profesional de juego ni fogueo ni trainers preparados ni están aptos para la vida que una vez disfrutaron sus antepasados en relación con el beisbol, supongo que el hecho de jugar aquí es un logro.

0
0
0
s2sdefault

Céspedes

Yoenis Céspedes

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE ESTE CRIMEN EN EL SISTEMA DE "SCOUTING"?

Hace varios días, un cubano bien relacionado con el entorno dominicano del beisbol me informó que le estaban preparando "un paquete" al pelotero Yoeni Céspedes; según el individuo, se produciría "una demanda salvaje" sobre el criollo por incumplimiento de lo que nadie sabe cómo llamarlo, pero que pasa como garantías, incluso reglas u obligaciones deshonestas, de aprovechados de la tragedia nacional cubana para enriquecerse con lo que suceda, lo mismo da un % del dinero del contrato oficial "a la buena", que de una cantidad mayor si ocurren cosas, considerable entonces "a la mala" en demandas y cosas de esas.

Ahora lo desempolvó el editor deportivo del Nuevo Herald, Jorge Ebro, en un comentario al efecto.

0
0
0
s2sdefault

A propósito de un aniversario: "¡Secades, si lo ves ahora!"

El pasado 27 de diciembre se celebró el 134 aniversario del primer juego de pelota oficial en Cuba (Liga General de Baseball, que duró hasta 1900, en el Estadio Palmar de Junco de la ciudad de Matanzas), referente como precursora de la poderosa y "asesinada" Liga Cubana de Beisbol Profesional de Invierno, su nombre verdadero, o "el Champion", popularmente hablando.

En 1959, con motivo de celebrarse el 82 aniversario del juego que mencioné, por mucho el más "viejo" del área caribeña y solo detrás de los Estados Unidos en antigüedad, el Maestro de Maestros del diarismo deportivo cubano, Eladio Secades, redactó un material casi luctuoso para la sección deportiva de Bohemia, de la que era editor-jefe, por el estado punto menos que deplorable y crítico como veía el juego en Cuba, de acuerdo a la baja asistencia a los estadios y la pérdida de la pasión fanática "estilo antiguo".

0
0
0
s2sdefault

Si estuvo alguna vez por allí "lo tocaron"

La famosa tapa al pomo que, popularmente, significa "lo que le faltaba…": un periódico del sur de la Florida, que se edita en inglés, aunque con algunas contradicciones que no sirven para negar rotundamente la acusación, informó que el cubano Yuriorkis Gamboa "consumió sustancias de crecimiento".

Un "allegado" al pugilista lo negó, pero, tibio y de forma extraña ante un caso "sin pruebas", se refirió a que "estuvo alguna que otra vez por la clínica". Por lo menos para mí es suficiente, no necesito análisis ni a un chivato que lo haya inyectado o "untado", se dopó y fuera catarro.

Resulta que el Miami New Times destapó una olla de carne humana podrida, al dar a conocer que un tal Antonio Bosh, en una clínica de Coral Gables, le suministró sustancias prohibidas a un grupo de peloteros y al boxeador cubano Yuriorkis Gamboa.

He leído, especie de toalla tirada al oriental que: "la forma como lució en su última pelea desmiente la información", cuando es al revés: si se suspende la ingestión de la droga para evitar el positivo, entonces flaquean las fuerzas y decae el poder total, lo mismo golpeando, que aguantando, que moviéndose a la velocidad acostumbrada.

0
0
0
s2sdefault
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10