Consejos y recomendaciones

Normas básicas para viajar a Cuba II

Soy cubana aunque salí de la isla hace 34 años, esto me convierte en "Yuma" a los ojos del cubano de la calle. Lo del victimismo y lo del oportunismo, es verdad, incluso por parte de personas que están bien económicamente. Hay que adoptar la actitud "gallega"; cuando hablen de desgracias hay que decir que uno es mucho más desgraciado, las medicinas hay que entregarlas a la gente que veas que las necesita -al anciano muy delgado que pedalea, a las familias muy humildes. Recuerden; "ante el vicio de pedir está la virtud de no dar".

La gente normal de Cuba no aborda directamente a los turistas.

Las chicas "de su casa" no jinetean y es posible que jamás hayan conocido un extranjero. Estas chicas de su casa pertenecen a familias normales y corrientes y son las más atractivas.

Son muchos los motivos por los que el cubano normal no aborda a los turistas ni tiene contacto con ellos, entre ellos el miedo, la desconfianza y un largo etcétera. Los que abordan o tienen tratos con los turistas de una manera regular lo hacen para obtener dólares. En su estado natural cubano no es ni "simpático" ni "amigable" con los extranjeros, lo que si tiene es que sabe comportarse y muchas tablas y se las inventa para sacar dólares de cualquier parte. El extranjero es parte del invento.

Existe la doble y la triple moral y jamás esperen que un cubano les diga lo que piensa. Es un ser bastante "puñetero", muy parecido a los españoles en muchos aspectos. En su fuero interno el cubano piensa que es lo más grande de este mundo y que se lo merece todo. Debe ser por esto que nos encontramos donde estamos.

El cubano que contacta con turistas le cuenta al turista lo que el turista desea escuchar y trata de evaluarlo para ver lo que le puede sacar.

Afortunadamente los cubanos no son mexicanos, lo digo con todos los respetos. Existen varias maneras para que no te esquilmen:

1) Cerrar los oidos al mito del "cubano pobrecito". A veces puede resultar difícil. Dejar el rollo político para los políticos. Siempre conviene llevar obsequios personales para entregar a las personas que interese, es algo acostumbrado, pero no llevar cosas para regalar como si uno fuese un Rey Mago.

Decir siempre que es la octava vez que vas a Cuba. Pactar siempre los precios, no dejar que nadie pacte precios por tí. No visitar paladares en zonas turísticas. Observar con ojo crítico las recomendaciones de casas particulares y restaurantes.

2) Viajar a zonas en donde haya pocos turistas, mientras menos, mejor. Evitar casas particulares, es mejor un hotelito estatal barato y así te quitas toda la "mecánica" que envuelve a estos establecimientos.

3) Buscar a gente poco embrutecida por el contacto con los turistas y buscar alojamiento en sus casas y mantener un presupuesto diario estricto. Vestirse humildemente. Evitar la Habana, Varadero, Holguin, Viñales, Santiago, Cienfuegos y perderse por "casa del carajo".

4) Buscar la mecánica para pagar en pesos, es posible en algunas zonas. Hablar con gente normal de la calle. Evitar caer en la dinámica casa particular-secretaria-paladar-familia de la secretaria. Evitar el "encuevamiento".

El encuevamiento es el acto por el cual la familia de una novia adopta a un extranjero y lo hace sentir muy bien, como si estuviese en una familia de película italiana de la posguerra. El extranjero se verá obligado a resolver todos los problemas y en los casos más extremos, a sacar a la familia del país.

El resultado final es un saldo negativo cuantioso de la VISA.

Saludos

Caridad

Caridad - Septiembre del 2002

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar