Consejos y recomendaciones

La Habana, mosaico multicolor

Que se podría decir de la Ciudad de La Habana para intentar describirla, si toda ella es una gran caja de sorpresas?, solo tienes que salir a la calle y dejar llevar tu intuición, la magia de la ciudad hará el resto.....

Bastarán unas cuartillas, una pluma y una cámara fotográfica para describir y plasmar un sin fin de sensaciones, anécdotas y pasajes de una ciudad tan linda como es La habana, donde cualquiera con sensibilidad, por poco que escribiera de la capital caribeña aunque no la nombrara, sabríamos que se trata sin dudas de La Habana.

¿Por donde quieren que empecemos.? ¿Por la visita a un Agro mercado ?, para recrear nuestra mirada en los detalles que observamos de los cubanos allí ("metidos en su salsa"), o lo que observamos desde el coche, en todas las vías que confluyen en la ciudad.

A mí, mezclarme con la gente me chifla. Esta mañana, como otra cualquiera salgo a la calle y en la acera de la casa hay un mulato con una mesita, reparando y recargando fosforeras (mecheros) tras el saludo, me dice: soy Abogado, Músico, hablo Francés e Ingles y exploto esta "MULTINACIONAL," reímos la ocurrencia, que humor le contesto y .....¡¡¡ ESTO ES UNA JODEDERA SEÑOL QUE PODEMOS ASEL!!!.

La sociedad cubana, su diversidad tan variopinta, su mezcla de razas es curiosa, conviven Blancos, Negros, Mulatos y los descendientes de los Chinos que llegaron de Canton (China) hacia primeros del siglo XIX . Y no se aprecian rasgos de racismo entre ellos, el que tengan sus manías o preferencias a la hora de unirse es algo más personal. Ello es ampliamente tratado y lo sintetiza el escritor cubano. Don Fernando Ortiz con el Neologismo TRANSCULTURACIÓN.

A cualquiera que se mueva por la ciudad como turista le ofrecen cualquier producto comestible. Los vendedores ambulantes que hacen de ello su forma de ganarse la vida. Puedes ver un obrero vendiendo "una merienda"(bocadillo y lata de refresco) 20 Pesos Cubanos, que se lo da el gobierno a algunos trabajadores, como complemento al sueldo. Te pueden ofrecer desde puros hasta Viagra allí hay que "inventar."

Puedes ver una mujer sentada al borde de la acera vendiendo como toda mercancía unas manillas de platanitos madurados en la planta dulces como el azúcar, otro que pasa por la calle en bicicleta ofreciendo.¡¡¡ Apio Perejil, Pimientos. O, !!! Tamales llevo Tamales.!!!(Maíz molido con trocitos de Cerdo), riquísimos.

O, el que en un pequeño kiosco (cafetería particular) tiene desde café hasta papas rellenas, pasando por croquetas, tabletas de una especie de turrón casero hecho de Maní molido con azúcar. etc. Se podrían contar infinidad de formas de "inventar" de los cubanos, pa tirar pa'lante. Por eso hablo de la diversidad que tiene esta ciudad, en esos pasajes de sus gentes.

Las ferias bien sean de ventas de cuadros, libros antiguos, ropa, collares, pulseras de coral, u objetos artesanos, allí puedes comprar desde cochecitos hechos de latas de cerveza, hasta cocos decorados con un ingenio más que demostrado. Puedes comprar, piezas de Oro Plata, Joyas, se vende de todo incluso ofrecimientos de alguna antigüedad que más bien deberían estar en Museos o Bibliotecas. (Bastante expoliado está el País ya).

Ver los carros (vehículos), esas "Bolas de Yerro" por todas partes, eso es ya un espectáculo, la habilidad de los cubanos para mantenerlos 50 años y en marcha.¿ Y cuando aceleran.? Los chorros de humo negro que despiden por los tubos de escape.? Que parece que están "fumigando" que como no andes listo cerrando la ventanilla de tu coche, te ahuman el traje.

Y los "Camellos"? (Autobuses) son una cabeza tractora con una cabina grande larga, adaptada para el transporte de pasajeros donde van como sardinas en lata, ya que hacen trayectos bastante largos. Si vas a subir te dicen ¡¡cuidado con la cartera,!! con el clima tan caluroso que hace allí en verano son como hornos. Se han convertido en una atracción más para los Turistas, se les ve a menudo haciéndoles fotografías por el aspecto tan estrambótico que tienen. Hasta se han hecho postales de ellos!.

Hacer botella, se ha convertido en Cuba en un acto de lo más normal, la gente es de lo más solidaria al respecto, junto a las avenidas, la gente esperan que los transporten hacía sus destinos, pueden ser estos desde las calles de la ciudad o hasta las carreteras que cruzan toda la Isla, dado la precariedad del transporte público, que hace necesario este tipo de locomoción.

La ciudad de La Habana una Capital que no se priva de nada está bañada por los Ríos Almendares y el Kibü, dos Ríos que pasan lentamente dando la sensación de estar dormidos.

Sus barrios emblemáticos: El Vedado Habana Vieja, Playa, Miramar y tantos otros, su famoso Malecón la majestuosidad de la Catedral. edificios como la Embajada Española, en su puerta, el incesante hormigueo de gente todos los días esperando su salvoconducto para su "libertad". Hoteles que miran al Malecón que en su día fueron "refugio" de la mafia Italo Norte Americana.

Correr a lo largo de la quinta avenida con las Embajadas y Consulados de tantos países arropándola a ambos lados, dándole un vistoso toque de colorido, su cuidada arboleda. Finalizando en el Malecón,¡¡¡ FAMOSO MALECÓN !!!Y al final de éste, se alza majestuoso El Morro rodeado de Fortalezas que están "congeladas" como si el paso del tiempo no les hubiese afectado lo más mínimo.

El Malecón es como la frontera por el mar con la Ciudad, en todo su trayecto de unos ocho kilómetros de recorrido, salpicado por el Mar donde podemos ver desde un lugar donde se reúnen los Gays, los que lanzan la caña desde el muro en espera de que piquen los peces en esos días que está el mar como un plato. Gente paseando a lo largo del mismo, parejitas de enamorados sentados en el muro con la mirada puesta al frente, pensando salir de allí algún día "volando" con la imaginación con sueños de libertad. Las olas estrellándose contra las rocas que preceden al muro de contención creando caprichosamente, cortinas y palmeras de agua con " dibujos" espectaculares.

Edificios coloniales por doquier de una belleza que sería interminable su relación, en la actualidad podemos observar el "goteo" de restauraciones del historiador de la ciudad de los edificios más emblemáticos.

Se puede ver un palacio monumental con cuatro maderas apoyando una puerta, no es raro ver detalles de este tipo en salones de palacios y museos, esas son las notas de ese colorido peculiar de la ciudad.

El paseo del Prado, obra colonialista, buscando la semejanza del que existe en Madrid, para que se pasearan por él las mujeres nativas con sus hijos criollos. También podemos ver en el los corros de ciudadanos practicando, la permuta de sus viviendas, tutelada por el gobierno, tradición muy extendida en la Isla

Ese gran teatro del Ballet Nacional, o el Palacio de Bellas Artes antaño centro Gallego y Asturiano respectivamente, uno frente al otro, haciéndose eco de los "entendidos"del deporte nacional el Beisbol. O, la grandiosidad de la puerta de la Necrópolis de Colón, construida por los Jesuitas Españoles (solo para ricos),en la época con los panteones más importantes del Mundo en Granito.

El Capitolio, la vista que nos ofrece desde su escalinata, o de la segunda altura de su Cúpula. Los carros taxi, los edificios de enfrente, con detalles pintorescos, dejando ver coladas de ropa tendida en ventanas y balcones, antiguamente, comercios por la cercanías del Puerto, no en vano el puerto de la Habana llegó a ser, uno de los más importantes de América.

El famoso cañonazo de las nueve donde los turistas guardan un silencio total durante el mismo, para no perderse detalle de la ceremonia ritual de una vieja tradición Española, que hace que todo el que lo ha visto repita.

Las terrazas de los hoteles donde los turistas ven el trasiego desde el que vende el Granma o la que vende una flor, con los grupos de son tocando la música típica cubana.

En las noches se observa por los aledaños de los hoteles más céntricos de la ciudad, las Jineteras en busca del Yuma (turista) que llevarse a la cama. (El triste Mundo del Jineterismo).

Sin las pinceladas ácidas, aquí expuestas por las circunstancias actuales del país, no sería, la ciudad de La habana esa gran caja de sorpresas atractiva y agridulce al mismo tiempo.

Se que dejo en el "tintero" infinidad de cosas que se podrían añadir a lo aquí relatado, pero a grandes rasgos, esto es lo primero que se te queda en la retina de esa ciudad que cuando la conoces, la has vivido y disfrutado no hace falta para volver, que eches unas monedas a ninguna fuente, como en La Fontana de Trevi (Roma).

A la ciudad de La Habana, se vuelve siempre aunque sea con la imaginación.

Viernes, 04 de Febrero del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar