Comunicaciones

No hay internet para los cubanos

El gobierno abrió 118 cibersalones, pero las tarifas son muy caras. Internet es inaccesible a mayoría de cubanos.

Según los estándares de muchos cubanos, Lázaro Noa García es un internauta apto. Envía mensajes por correo electrónico a su hija, en México, dos veces por semana desde un cibersalón de un suburbio de clase alta.

También verifica los resultados del fútbol y las noticias en general en Yahoo. Sin embargo, hasta el mes pasado, lo más cercano que estuvo García, de 59 años, al cibesrespacio fue con el servicio de correo electrónico, de dolorosa lentitud, en la Oficina de Correos local. El 4 de junio, Etecsa, la empresa estatal de telecomunicaciones abrió 118 cibersalones alrededor de Cuba, expandiendo el acceso público a la web -al menos por una fracción- en el que se estima es el país el hemisferio occidental menos conectado. García un oficial militar retirado, se inscribió de inmediato.

"Esto es como el Día de Reyes", señaló García respecto de su nuevo acceso a Internet y al referirse a la llegada de los Reyes Magos, el 6 de enero. Pero, como regalo, resulta muy caro, dijo. A US$ 4,50 la hora, una sesión en uno de los nuevos cibersalones cuesta casi lo mismo que gana en promedio un empleado estatal en una semana, lo que induce a muchos cubanos a pensar si el presidente Raúl Castro en realidad actúa con seriedad para llevar Internet a las masas, o simplemente está ganando tiempo.

"A este precio, casi nadie lo va a usar", dijo García, quien llegó a la conclusión de que podía comprar una hora o dos por semana, debido a que su hija lo ha ayudado y a que acaba de vender su casa.

El acceso limitado de Cuba a Internet es una fuente de creciente resentimiento entre los cubanos, millones de los cuales nunca estuvieron online. Algunas personas -por ejemplo, médicos y periodistas- califican para una conexión en el hogar. Otros usan conexiones piratas, alquilan tiempo en la línea de su vecino o se conectan desde un hotel, donde pagan US$ 8,00 por hora.

"Estamos viviendo al fondo de la caverna", comentó Walfrido López, un bloguero y especialistas en tecnología de la información. "La gente duerme, debido a que no tiene información". Agregó que "tener información permite que las personas tomen decisiones y asuman posiciones".

Las cifras del gobierno indican que 26% de los cubanos tuvo acceso a Internet, el año pasado, pero eso incluye a millones que entraron solo a Intranet conectada en su lugar de trabajo. La Unión Internacional de Telecomunicaciones -agencia de Naciones Unidas para la tecnología de la información y las comunicaciones-sitúa el número de suscripciones de banda ancha en Cuba en 0,04 por cada cien habitantes, o alrededor de uno cada 2.500. Eso es inferior a Haití y Sudán, dos lugares que no son considerados amigables a la tecnología.

Los nuevos cibersalones, que operan bajo la denominación Nauta, significan una conexión para uno cada 95.000 cubanos.

División.

El nuevo servicio es "un gesto de apertura dentro de un contexto sobre la capacidad de tener control monopólico", estimó Ted Henken, profesor de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, quien sigue de cerca la blogosfera cubana y destaca que Etecsa requiere que los usuarios firmen un contrato que les advierte que serán monitoreados por actividades subversivas. Agregó que, de cualquier manera, el gobierno "ha generado una conversación en torno del acceso, que antes no existía".

Harold Cárdenas Lema, de 27 años, bloguero y profesor de filosofía en la Universidad de Matanzas, dijo que los cibersalones representan un cambio trascendente porque ponen un servicio relativamente rápido y con poca censura a disposición de las personas.

Sin embargo, el gobierno corre el riesgo de crear una profunda división digital si no reduce los precios de acuerdo con la mayoría de los salarios de los cubanos, dijo Cárdenas. Pese a un compromiso oficial de priorizar el uso social de Internet, él y otros usuarios de conexiones en universidades y hospitales se quejaron porque persiste la lentitud.

Desconocen.

El subsecretario de Comunicaciones, Wilfredo González Vidal, aseguró, en una entrevista con medios de comunicación oficiales, en mayo, que "el mercado no regulará el acceso al conocimiento en nuestro país". Pero, Rogelio Moreno Díaz respondió en su punzante blog, Bubusópia, que "este es el insulto final a la inteligencia del público".

Ana María Hernández, una enfermera retirada que esperaba para pagar la factura de su línea telefónica, sonrió con timidez cuando se le preguntó si usaría el nuevo servicio. "Para mí, Internet no existe", dijo Hernández, de 51 años. "Nunca la vi. Realmente no sé qué hace".

Puntualizó que con su jubilación equivalente a US$ 11,00 mensuales, apenas puede pagar la cuenta del teléfono, que fue de US$ 0,80 en junio. "¿De dónde puedo sacar US$ 4,50?".

El gobierno de Cuba adjudica parte de la culpa por el aislamiento tecnológico al embargo de Estados Unidos. En 2009, el presidente Barack Obama alivió las restricciones para permitir que proveedores de telecomunicaciones de Estados Unidos hicieran un acuerdo con los proveedores cubanos, pero hasta el momento ninguno lo hizo. Sin embargo, algunos culpan a la combinación de paranoia, ineficiencia e incompetencia del gobierno.

Promesa de bajar el precio

Las autoridades de la empresa estatal de telecomunicaciones, Etecsa, expresaron el propósito de ofrecer acceso a la banda ancha a los hogares y teléfonos celulares a fines del próximo año y que gradualmente reducirá el precio de la conectividad. Pero, algunos estiman que es demasiado tiempo. el bloguero Walfrido López dijo que "hablan de 2014 como si estuviera a un isntante de distancia. Es otro año y cuarto de mi vida". Sostuvo que si el gobierno cuenta con la tecnología para abrir cibersalones, como acaba de hacerlo, le significaría muy poco más convertirlos en ámbitos con Wi-Fi. Más allá de las dificultades que hay en Cuba por la acción del gobierno, muchos estiman como el bloguero Harold Cárdenas que "Internet viene. Es solo cuestión de cuándo y cómo. O el Estado la trae u otro lo hará".

"LAS NOTICIAS LLEGAN A LA GENTE Y EL SILENCIO ES LO PEOR"

Todo un enigma.

Hace dos años, el gobierno anunció la llegada de un cable de fibra óptica submarino de US$ 70 millones, desde Venezuela, -el Alba-1- que aceleraría las conexiones por un factor de 3.000. Sin embargo, poco después hubo silencio de las autoridades y la suerte del cable se convirtió en objeto de oscura especulación. ¿El gobierno se puso nervioso por la Primavera Árabe? ¿El proyecto fue entorpecido por la corrupción? Eso terminó en enero, cuando Renesys, una empresa de medición de Internet con sede en Manchester, Estados Unidos, detectó que estaba funcionando. Ahora, el gobierno da señales que puede estarse inclinando ante la inevitable era digital. El primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dijo en un seminario que prohibir la información en un mundo de tecnología y redes sociales "es una fantasía imposible. Hoy, noticias de todos lados, buenas y malas, manipuladas y verdaderas, circulan en las redes, llegan a la gente y esta oye. Por tanto, lo peor, es el silencio".

Alternativa.

Algunos expertos estiman que construir una red de fibra óptica sería lento y caro y puede tener poco sentido, teniendo en cuenta las alternmativas como Internet en teléfonos celulares. "Resultaría más fácil levantar un par de torres y establecer una red de 4G"; dijo Doug Madory, analista principal de Renesys, quien fue el primero que escribió en un blog sobre la actividad del cable Alba-1. "Hay países en África que dieron el salto al siglo XXI, utilizando la tecnología móvil". A su vez, el profesor Ted Henken indicó que quizás el gobierno esté pronto para dar ese salto. En definitiva puede no depender del gobierno si los cubanos obtienen el acceso a Internet que desean, estimó el profesor Harold Cárdenas. Apuntó a propuestas para llevar Internet desde lugares remotos usando satélites especiales o globos y recordó que Cuba está a solo 150 kilómetros de Estados Unidos.

Las cifras

4,50

Es el precio en dólares de la hora de conexión a Internet. Pocos pueden pagarlo.

26%

de los cubanos accedió a Internet, pero incluye el ingreso a una intranet en el trabajo.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar