Lamento

Barajagua es una pequeña comunidad campesina no muy lejana del pueblo donde he vivido durante 30 años. La he visitado muchas veces porque tengo amigos allí. Mi abuela tiene 62 años y conoce algunas historias que contaban los mayores cuando ella era niña.

En aquel tiempo se hablaba de Geovanni Gelandi, un hombre que llegó de repente al caserío en 1952. El hombre decía que era italiano, pero más parecía indio, y se interesaba por la historia del lugar. También hizo varios viajes a Santiago de Cuba. Después de uno de esos viajes no se le volvió a ver.

En la casa donde estuvo hospedado dejó un escrito titulado “Lamento”, pero más que un lamento, con el tiempo resultó ser una maldición, o tal vez un augurio.

Uno de los indios que encontró la imagen de la virgen en 1612, poco tiempo después del hallazgo se convirtió en ayudante de un comerciante italiano y vivió con él en Nápoles; siguió llamándose Juan, pero en italiano, y asumió el apellido de su patrón. 

El indio Gelandi fue célebre por su buena suerte y la legó como si fuera una herencia a sus descendientes. Con el paso de los siglos las características físicas que delatan el origen indio desaparecieron y no se revelaron sino hasta el nacimiento del nuevo Juan. Todos habían olvidado su árbol genealógico, y buscando en documentos antiguos fue que supimos cómo llegó Geovanni Gelandi a Barajagua.

El caserío había crecido, pero nadie recordaba que el primer altar de la virgen patrona de Cuba se erigió allí. El pueblo olvidaba su historia y no le interesaba recordar. Fue cuando Giovanni escribió Lamento:

Ay
pueblo perdido,
sustituirás al Dios santo y poderoso
por un rey vil y menesteroso,
y para arrancar ese anillo
se perderán muchos dedos.

Ay, pueblo perdido, volverás a ser un hato y pretenderás ser ciudad.

Ay, pueblo, una vez bendito,
la tempestad que tanto mal te hacía
volverá un día para llevar con ella la catibía
que en tu tierra se da como piedra.

Ay, pueblo mío
perdido en mi memoria,
bendito en el recuerdo,
volverás a ser de Dios
cuando no quede odio en tu mente, y haya paz en tu corazón.

Cuenta mi abuela, que en el año 1612, tres obreros iban en busca de sal; dos indios, Juan y Rodrigo de Hoyos; y un niño negro, esclavo, Juan Moreno.

Cruzaban la bahía de Nipe en una pequeña canoa; ya cerca de cayo Francés vieron flotar sobre las aguas tranquilas, como es normal después de una tempestad, un bulto. Remaron a su encuentro y, ante sus ojos sorprendidos, la luz de la mañana les mostró la imagen pequeña y delicada de la virgen María.

La tomaron de las aguas y la pusieron sobre su canoa. Entonces percibieron la imagen: sus manos cargaban y mostraban a un bellísimo niño Jesús y una cruz. Sus vestiduras estaban secas, a pesar de la noche de tormenta y de que navegaba sobre una delgada tablilla. Y en aquella tablilla se leía: YO SOY LA VIRGEN DE LA CARIDAD.

Aquellos Juanes acababan de encontrar a la virgen. La llevaron al hato de Barajagua, donde el mayoral Miguel Galán mandó de inmediato construir en su propia casa un altar para la virgen, y envió a uno de sus peones a comunicar la noticia al administrador de Real de Minas del Cobre, capitán Sánchez de Moya, en el pueblo de Santiago del Prado. Éste mandó inmediatamente que se le fabricase una ermita a la Santísima Virgen y envió una lámpara de cobre para que junto a ella siempre ardiera una luz.

Posteriormente, el administrador del Real de Minas mandó una comisión a Barajagua encabezada por el cura del pueblo para que llevase la imagen hasta el poblado, donde el hospital de pobres fue su morada.

El lamento del indio Geovanni Gelandi se cumplió y aún está vigente. Es corto en su forma, pero muy profundo en contenido porque cubre más de cinco décadas de nuestra vida nacional. Pero ese análisis se lo dejo a ustedes, porque la puerta está abierta para todos, pero sólo pasarán por ella los que se decidan a hacerlo.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar